Alberto seguro, legal y gratuito

Alberto Fernandez Cristina Fernandez

Cafayate | aborto legal – El presidente de la Nación Argentina, Alberto Fernández, anunció que enviará un proyecto de ley para despenalizar el aborto y una propuesta para garantizar el cuidado integral de la vida y la salud de la mujer embarazada y de sus hijos en los primeros años de vida.

El presidente avisó que «toda sociedad necesita respetar la decisión individual de sus miembros a disponer libremente de sus cuerpos», y comunicó que «la legislación vigente en materia de aborto no es efectiva».

La interrupción voluntaria del embarazo es un delito descrito en el Código Penal Argentino y establece casos especiales como aborto no punible, violación y peligro de salud o vida. Fernández piensa que la prohibición ha condenado a muchas mujeres a prácticas abortivas clandestinas.

«La existencia de la amenaza penal no sólo ha sido ineficiente, también ha condenado a muchas mujeres a recurrir a prácticas en la más absoluta clandestinidad poniendo en riesgo su salud y su vida», sostuvo el presidente.


Alberto Fernández afirmó que la República Argentina necesita un estado activo y presente, capaz de articular políticas públicas sustentables


«Nuestro propósito es llegar a las mujeres en situación de vulnerabilidad social, en la etapa que más necesitan de la presencia del Estado», sostuvo el primer mandatario argentino, durante la inauguración de las sesiones ordinarias, en el Congreso de la Nación.

«El Estado debe estar presente para acompañar y brindar cuidado y protección durante el embarazo de la mujer, en nacimiento del hijo o hija y en el desarrollo de la primera infancia del recién nacido», concluyó.

El proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo propone el aborto libre, como un derecho hasta la semana 14 de gestación, y en causales de malformaciones fetales graves, peligro para la salud física, psíquica y social de la madre, y violación hasta la etapa final.

El proyecto fue presentado en 2007 y tratado en 2018, cuando resultó aprobado por la Cámara de  Diputados y rechazado por la de Senadores. En 2020, el Poder Ejecutivo ha manifestado su voluntad política para que el mismo se convierta en ley.

Diario Cafayate