Cura dijo que quieren clausurar el Milagro quienes están a favor del aborto

sacerdote Alberto Abram en misa

El sacerdote Alberto Abram, pidió no ceder a las presiones del gobierno de Salta para clausurar el Milagro y apuntó contra las autoridades de la provincia y de quienes están a favor del aborto. El sermón, estuvo dirigido al arzobispo Mario Cargnello.

Abram le advirtió a Cargnello, sobre los «supuestos enemigos que supuestamente vienen contra la Iglesia Católica», en referencia al gobierno provincial cuya instrucción es evitar la aglomeración que ocasiona la fiesta del Milagro por el riesgo de contagio.

«No seamos ingenuos, la intencionaliadd no es sólo la salud, la intencionalidad es dar un golpe mortal a la cabeza de la Fe de Salta, de allí el silencio cómplice de tantos que están en contra de la Fe y a favor del aborto», especuló el sacerdote.

«Están agazapados viendo cómo nosotros nos rendimos ante los embates del autoritarismo gubernamental», insistió el religioso.


El sacerdote le advirtió al arzobispo que no puede resolver la situación sin antes consultar a todo el clero


Alberto Abram, le reclamó a Mario Cargnello que la iglesia salteña haya perdido la enseñanza religiosa, la peregrinación de las escuelas y las celebraciones en el rito oficial romano y le recalcó que lo que están perdiendo actualmente es la posibilidad de celebrar el Milagro.

¡Que más puede hacer la Catedral! ¡Qué más podemos hacer las parroquias! Hemos hecho mucho más que el gobierno que para solucionar los problemas de sanitización le manda un litro de lavandina a los hospitales», se quejó el sacerdote.

El cura le insistió al arzobispo que para el Milagro «debe haber una procesión para unos cuantos elegidos».

Por último, dijo que «es una vergüenza lo que ha hecho Salta» y pidió a las autoridades eclesiásticas no ser cómplices porque «la historia los va a juzgar».

Diario Cafayate