República Enero 18, 2017

Natalio Alberto Nisman , a dos años de la muerte

Alberto Nisman causa amia asesinato suicidio

El fiscal federal argentino, Natalio Alberto Nisman, alcanzó notoriedad pública tras solicitar la imputación de Cristina Fernández de Kirchner, por el delito de “encubrimiento” en la causa por el atentando contra el edificio de la AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina).

La imputación de la ex primera mandataria argentina, Cristina Fernández, fue ratificada, basada en la aparición de una grabación en la que el entonces canciller, Héctor Timerman y el ex titular de la AMIA, Guillermo Borger, se referían a la supuesta responsabilidad de Irán en el atentado.

Alberto Nisman debía presentarse ante la Cámara de Legislación Penal de la Cámara de Diputados para brindar información sobre la imputación que realizó sobre la ex presidente, Cristina Kirchner, en el marco de la causa AMIA, pero fue encontrado muerto en su departamento horas antes.

La muerte de Natalio Alberto Nisman fue caratulada como “muerte dudosa” y se han dado diversas especulaciones de si se trató de un homicidio o de un suicidio. El fiscal federal fue encontrado con un disparo en la cabeza dentro del baño de su departamento.

El cuerpo de Nisman fue hallado con la cabeza apoyada contra la puerta y con los pies apuntando al lavatorio. El arma encontrada fue una pistola Bersa calibre 22 y de la que los peritajes determinaron que fue utilizada para efectuar el disparo.

La pistola hallada estaba registrada a nombre del técnico informático contratado por la fiscalía, Diego Lagomarsino, y que a pedido de Nisman le fue entregada luego de que éste le manifestara que no confiaba en la custodia asignada por las fuerzas de seguridad.

Tras la primera autopsia al cuerpo de Alberto Nisman, el primer informe sostenía que en su muerte no habían participado terceras personas y que la causa se debió a un disparo que ingresó por el parietal derecho de su cabeza, arriba de la oreja y que la bala quedó alojada dentro.

En el mismo informe, el resultado sostuvo que no fueron encontrados restos de pólvora en su mano. En una segunda pericia, en la que se empleó material microscópico, tampoco se encontraron restos de pólvora en su mano.

Natalio Alberto Nisman había recibido amenazas anónimas contra su vida, tanto por correo electrónico como por teléfono. En ocasiones amenazaron a su familia también. Por esos motivos el gobierno nacional le había asignado una custodia de diez miembros de las fuerzas de seguridad.

Desde la procuraduría general de la Nación habían ordenado aumentar el número de custodios para seguridad del fiscal, pero al momento de su muerte ninguno de los efectivos se encontraba en su lugar de trabajo.

Nisman fue designado al frente de la causa AMIA por el presidente, Néstor Kirchner, a través de la creación de una unidad especial para la investigación de la misma, y el propio primer mandatario sumó al jefe y espía de la SIDE (Secretaría de Inteligencia del Estado), Jaime Stiusso, en 2004.

Lo primero que hizo el fiscal Nisman fue desechar la pista siria y la conexión local y apuntó su investigación hacia la pista Iraní. Ese indicio vinculaba la autoría del atentado con funcionarios de la República de Irán y la organización terrorista Hezbolá.

Años más tarde, Nisman pidió la detención del ex presidente, Carlos Saúl Menem, y del ex juez, Juan José Galeano, por el presunto encubrimiento y falseamiento de pruebas, por haber construido una causa ficticia, con pruebas armadas y otras destruidas para desviar la investigación.

Según los cables de la embajada estadounidense en Buenos Aires, es posible que la decisión de Natalio Alberto Nisman, de procesar a Carlos Saúl Menem, fuera para congraciarse Cristina Fernández de Kirchner.

La investigación sobre el atentado no progresó ante la falta de colaboración de Irán, que se negó a extraditar a un grupo de personas señaladas como responsables o partícipes necesarios para que se llevara a cabo la voladura de la AMIA.

El gobierno argentino intentó que se llevara adelante la declaración indagatoria mediante un memorándum de entendimiento con Irán, pero el fiscal Nisman se opuso porque consideró que ese proceso judicial impediría el enjuiciamiento de los acusados bajo la ley argentina.

De la Redacción de Diario Cafayate