Política Diciembre 1, 2015

Almeda entre el FPV y el PRO

Mauricio Macri Fernando Almeda Cristina Fernández Kirchner

El intendente de Cafayate, Néstor Fernando Almeda, asumirá su segundo mandato el 10 de diciembre. Impulsado por el Partido Renovador de Salta (PRS) y alineado a la Corriente de Liberación Nacional (KOLINA) del Frente para la Victoria (FPV), deberá estrechar lazos con el próximo gobierno nacional que pertenece a Propuesta Republicana (PRO).

Con el apoyo del vicegobernador de Salta y presidente del PRS, Andrés Zottos, Almeda logró conquistar la intendencia de Cafayate en 2011, pero, en las elecciones legislativas de 2013 rompió lazos con los renovadores y se alineó a KOLINA del FPV, para seguir los designios del primer mandatario salteño, Juan Manuel Urtubey.

Por entonces, Almeda vitoreaba al denominado proyecto nacional y popular de la actual Presidente de la Nación, Cristina Fernández, sucesora de Néstor Kirchner. El resultado de la última elección, ubicó a Mauricio Macri, principal referente de la oposición del gobierno oficial, como la máxima autoridad en la República Argentina.

El primer cimbronazo que recibió el esquema político de Almeda, fue la salida de Alicia Kirchner del Ministerio de Desarrollo Social, que le permitía hasta entonces, implementar decisiones inclusivas para fomentar el progreso de Cafayate, fortaleciendo a las pequeñas y medianas empresas y a los micro emprendimientos, a través de créditos confiables.

Durante su campaña política, para alcanzar la reelección de su mandato como intendente, y la del gobernador Juan Manuel Urtubey, para un tercer período consecutivo, Almeda criticó duramente a las denominadas políticas neoliberales, que intentaría implementar un eventual gobierno, como el del Frente Cambiemos.

Sin embargo, a lo largo de la campaña presidencial, en la que el FPV llevaba como único candidato a Daniel Scioli, el intendente de Cafayate se abstuvo de salir a realizar declaraciones en los medios de comunicación y brindar su apoyatura al candidato kirchnerista, a excepción de los actos protocolares en los que se lo mencionaba junto a los nombres de “Néstor y Cristina”.

Fernando Almeda es un líder versátil y aunque su militancia está relacionada con el FPV de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, los cuatro años de mandato que debe recorrer, al frente del ejecutivo municipal, son bajo la autoridad de Mauricio Macri, como presidente de la Nación, y de Juan Manuel Urtubey, como gobernador de Salta y líder del Partido Justicialista.

La dificultad de poner límites y aceptar el proyecto desarrollista de Mauricio Macri, aunque antagónico a las convicciones de Fernando Almeda, tendrá dos opciones; alinearse a las políticas del nuevo Presidente de la Nación, o combatirlas. La primera llevaría a Cafayate a una situación social favorable; la segunda a una resistencia política destacable.

De la Redacción de Diario Cafayate