Almeda traicionó al kirchnerismo

Fernando Almeda, intendente de Cafayate

El intendente de Cafayate, Fernando «Casita» Almeda, pretende ser diputado nacional por Salta y para salirse con la suya se pasó del kirchnerismo al saenzismo. Desde entonces, perdió la capacidad de actuar en nombre de Kolina: el partido político ganador en las elecciones presidenciales de 2011 con la candidatura de Cristina Fernández de Kirchner.

La traición de «Casita» al kirchnerismo, sucedió durante la reunión que realizó el «armador político» de Gustavo Sáenz en Animaná. En esa oportunidad, Pablo Outes convenció a todos los intendentes de pasarse al saenzismo. (ver: «El armador de Sáenz convenció a políticos del Valle Calchaquí»)

Por consiguiente, el oficialismo y la oposición en Salta quedaron enfrentados entre macrismo y kirchnerismo y eso dinamizó la identificación de los políticos en sus partidos u organizaciones.

Prueba de ello, es que el concejal Adrián Torres se distanció del Partido Felicidad que preside Miguel Issa en Salta y se acercó a La Cámpora que coordinan Facundo Guzmán y Soledad Villoldo en Cafayate y San Carlos.

Torres evidenció su filiación al kirchnerismo duro, al participar del Foro de Concejales del Frente de Todos que impulsó el brazo derecho de Cristina Fernández de Kirchner: La Cámpora.


«Casita», se fue de Kolina, no hizo una alianza, se pasó al saenzismo


Como Almeda no formó políticamente a sus adeptos, carece de una plataforma electoral y encuentra en el saenzismo y el macrismo la efectividad para competir como candidato a diputado nacional.

Por otra parte, el kirchnerismo duro nunca consideró a «Casita» como a un verdadero peronista. De hecho, algunos integrantes del Frente de la Victoria lo acusaron en 2015 de querer «apropiarse del proyecto nacional y popular» y de ser «un pichón del Partido Renovador». (ver: Kirchneristas contra Almeda)

La carrera política de Almeda concluye como un propósito individual. Peor aún, procede con una unilateralidad que puede descomponer el fundamento principal sobre el cual se supone que apoyará su proyecto electoral.

En definitiva, el kirchnerismo le cierra las puertas a Fernando Almeda porque hizo sucumbir a Kolina, al pasarse al saenzismo, en su afán de ser diputado nacional por la provincia de Salta.

Diario Cafayate