Política Abril 4, 2017

Almeda no se baja

almeda urtubey isa elecciones 2017

El departamento Cafayate no tiene elecciones desdobladas, por lo cual los resultados electorales afectan ocasionalmente el desempeño del Poder Ejecutivo. El intendente, Nestor Fernando Almeda, confirmó que no renuncia a su candidatura como senador y confirmó su postulación.

Lo que definirá el destino de Almeda no será la cantidad de votos de las elecciones de octubre, puesto que el mismo continuará en sus funciones como máxima autoridad de Cafayate, en caso de obtener un resultado adverso.

Para las elecciones legislativas, una de las fórmulas del PJ (Partido Justicialista) la compondrán Fernando Almeda como candidato a senador provincial y Sebastián Casimiro como candidato a diputado provincial.

En una visión legislativa, puede anticiparse que el PJ sumará tanto senadores como diputados. Es que en la elección de ambas cámaras, son las bancas las que se renovarán en 2017 y deberán fortalecer el frente electoral que conformó el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey.

Ese crecimiento no permitirá a Cambiemos llegar a la mayoría en ninguna de las dos cámaras. Por esta razón no habrá un efecto decisivo que permita a la oposición independizarse de la negociación con distintos sectores.

En las elecciones de medio mandato, es ganar o perder el Concejo Deliberante lo que define el resultado. Sucedió durante las dos últimas elecciones, cuando el oficialismo municipal acabó con las chances del Partido Justicialista y la Coalición Cívica, aunque no así con la Unión Cívica Radical.

En ambas circunstancias, el oficialismo intentó sin éxito convencer de que había ganado la elección provincial, porque en la suma de los municipios había sacado más votos y porque sus fuerzas políticas eran en esos momentos alianzas provinciales y no nacionales.

Estas elecciones, no tienen segunda vuelta y tienden a ser menos polarizadas. Atraviesan las PASO (Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias) y cuentan con antecedentes partidarios históricos que las hacen relevantes.

Las encuestas de intención de voto, que se publicaron hasta el momento, dan como ganador en las categorías senador y diputado, al intendente Fernando Almeda, y al legislador Sebastián Casimiro, respectivamente, con un 27,1% de votos, sobre un 10% de participación del padrón.

La Coalición Cambiemos en Cafayate, integrada por dos miembros de la Unión Cívica Radical, obtuvo en la misma encuesta, una intención de voto positiva del 24,5%. Apenas 2,6% de diferencia, lo que en electorado representa 312 votos, aproximadamente.

El sector de Fernando Almeda, reunido con el de Sebastián Casimiro, busca recuperar la iniciativa, revisar su postura y manejar un esquema basado en la cantidad de votos que cada uno logró, durante las últimas elecciones en 2015.

Pero la pregunta central que queda es si el éxito que han obtenido Almeda con el Urtubeycismo y Casimiro con el Romerismo, los llevará a reforzar su estrategia de polarización que se inicia con el cierre de listas electoralistas, en junio.

De la Redacción de Diario Cafayate