Economía Diciembre 11, 2015

Almeda pidió al Deliberante actualizar tarifas por la inflación

Fernando Almeda en el discurso de asunción

Durante su discurso de asunción, tras la jura de su segundo mandato como intendente de Cafayate, Fernando Almeda le pidió al nuevo Concejo Deliberante que actualice las tarifas lo más pronto posible para hacer frente a la inflación.

“Le encomendé a la Doctora Emilia Camacho que se haga cargo de una nueva secretaría; la de Ingresos Públicos porque hay un movimiento económico productivo muy importante en Cafayate y no estuvimos al tanto de esa circunstancia en cuanto a recaudación”, manifestó Almeda.

Almeda preguntó qué sucedería si se cortaran los fondos nacionales y provinciales; y reconoció que la sociedad de Cafayate está en condiciones de subsistir. “Sin impuestos no hay gobernabilidad”, advirtió el intendente, en un llamado a recuperar la responsabilidad tributaria.

El pedido del intendente a los nuevos concejales fue claro y se basa en actualizar todas las tarifas para lograr una mayor recaudación, al tiempo que argumentó que la inflación que comenzó a finales de 2013 y ha deteriorado la economía.

“Ya estamos en condiciones de armar un juego propio; de reforzar las cámaras de turismo, hotelería y comercio porque son actividades centrales, esenciales y puse en manos de profesionales la tarea de aglutinar al sector privado con el público”, explicó Almeda.

El intendente admitió que no es viable que los turistas lleguen a Cafayate sólo para almorzar; “debemos adueñarnos de los paquetes turísticos y aumentar el pernocte, generando más y mejores actividades, siendo solidarios con otros municipios”, argumentó.

Almeda insistió con que la inflación ha sido uno de los grandes problemas; “todos sube en éste país y nosotros tomamos conciencia de la importancia de la cultura fiscal de los ciudadanos; la representación de la voluntad popular es del Consejo; tiene una enorme responsabilidad”, avisó.

El Deliberante afrontará la actualización tarifaria como incremento de todas las tasas e impuestos, por pedido expreso del intendente. La última vez que se aprobó en circunstancias similares, la opinión pública y oposición tildaron a la medida de anti popular y la denominaron el impuestazo.

Durante la primera gestión de Almeda, a dos años de haber asumido, la recaudación por Tasa General Inmueble actualizada en Cafayate, no superaba los 80 mil pesos mensuales. Por entonces, el pago de salario bruto para los empleados municipales alcanzaba los 2 millones de pesos.

De la Redacción de Diario Cafayate