Economía Abril 1, 2017

Inquilinos en Cafayate

alquiler en cafayate inquilinos derechos

Uno de cada tres hogares en Cafayate, es alquilado. Cientos de contratos de alquiler de vivienda se firman mensualmente. Sin embargo, el inquilino suele firmar contratos abusivos y pagar comisiones sin comprobante.

El acceso a la vivienda es un derecho inalienable. Los casos frecuentes  que encierran negocios oscuros son el pago de comisiones dobles para la firma de contratos, liquidación de tasas inmobiliarias y reparaciones que omiten la responsabilidad por parte del propietario.

El Código Civil y Comercial establece un plazo mínimo de contrato de locación de vivienda de dos años. Una inmobiliaria no debe recibir en concepto de comisión más del 4,15 por ciento del valor del contrato, lo que representa aproximadamente un mes de alquiler.

No es imprescindible alquilar a través de una inmobiliaria. Los propietarios y los inquilinos pueden negociar un contrato sin intermediación. El alquiler de vivienda única está exento de IVA (Impuesto al Valor Agregado), es decir que no puede incluirse este a cargo del inquilino.

Si antes de ingresar a una vivienda el propietario exige un adelanto, es comprobante debe indicar que se abona una “seña” y no “reserva”, ya que en caso de que el locador decidiera anular la operación debe entregarle al eventual inquilino el doble del dinero.

El inquilino debe abonar un mes de alquiler por adelantado, un depósito que se recupera al finalizar el contrato, los gastos de informe de la garantía (en caso que exista) y la certificación de la firma de un garante (en caso que se requiera) ante escribano público.

En caso de detectar el cobro de honorarios mayores a los estipulados el inquilino podrá realizar una denuncia ante el Colegio Único de Corredores Inmobiliarios o Defensa del Consumidor. Para realizar ambos trámites es necesaria la comprobación del monto abonado.

Derechos para inquilinos

El propietario debe entregar el inmueble en un estado apropiado para su uso. Es aconsejable que los inquilinos realicen un inventario al momento de ingresar a la vivienda.

En caso de alquilar una complejo habitacional nuevo, es importante chequear que la misma tenga final de obra y que las expensas estén discriminadas en ordinarias y extraordinarias.

El propietario debe efectuar a su cargo todas las reparaciones del inmueble que afecten a la estructura y en caso de interrupción de un servicio público abonar la reconexión.

El inquilino sólo debe hacerse cargo de los arreglos que surjan de su cargo, lo cual no incluye el deterioro normal de la vivienda.

El inquilino debe exigir por escrito que el propietario realice los arreglos, pudiendo él mismo solucionarlos en caso de urgencia, notificando la acción, para su posterior descuento.

Si el inquilino se ve impedido de utilizar el inmueble, puede pedir la reducción o cesación del pago por el tiempo determinado, según la circunstancia. En ocasiones puede rescindirse el contrato.

El propietario es quien debe pagar los impuestos que gravan su propiedad, tal como la TGI (Tasa General Inmueble).

El inquilino puede rescindir anticipadamente el contrato a partir de los seis meses, pagando una indemnización de un mes y medio de alquiler para el primer año, y de un mes para el segundo.

El propietario no puede rescindir un contrato vigente antes de su finalización, salvo que el inquilino abandone la vivienda, deje de pagar el alquiler durante dos meses.

El depósito debe devolverse en el momento de la entrega de llaves. Debe ser de forma íntegra, salvo que el inquilino tenga de deudas de servicios, alquiler o arreglos a su responsabilidad.

Inquilinos en cifras

Del total de viviendas que tiene Cafayate 73% son casas, 22% departamentos y 4,5% habitaciones o pensiones.

En Cafayate, uno de cada tres hogares es alquilado, ya sea como casa, departamento o habitación en inquilinato.

La edad de los inquilinos menores de 39 años es del 55%, de 40 a 49 años 17%, 50 a 64 años 18% y mayores de 65 años 10%.

Durante el periodo 2013 – 2016 el porcentaje de hogares propietarios disminuyó un 7,6%, mientras que el de inquilinos aumentó un 8,6%.

De la Redacción de Diario Cafayate