Sociedad Octubre 10, 2016

Análisis de HIV y Hepatitis B en Cafayate

HIV en Cafayate

La doctora y gerente general del Hospital Nuestra Señora del Rosario de Cafayate, Magdalena Balderrama, sostuvo que ha habido una disminución en la cantidad de nuevas infecciones por VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana) y Hepatitis B.

“Con respecto al VIH hemos tenido una estadística bastante alta en relación a la densidad poblacional; teníamos dieciocho pacientes detectados con adherencia al tratamiento, a los cuales se las ha hecho un seguimiento”, informó la Dra. Balderrama.

“A nivel provincial, era más que la media de la provincia y ha disminuido. Me parece que una búsqueda y concientización intensa, ha reducido la aparición de nuevos casos”, continuó la gerente general del Hospital de Cafayate.

Balderrama advirtió que el VIH no se cura pero que, a través de la concientización al paciente, para que tenga adherencia a un tratamiento regular y controlado, puede llevar una vida perfectamente normal, sin tener recaídas.

A los pacientes que han accedido al tratamiento que brinda el Hospital Nuestra Señora del Rosario, se les ha garantizado una buena calidad de vida. Asimismo, las autoridades médicas estimulan a aquellas que no han logrado adherirse completamente.

“Creemos que los medios masivos de difusión, han colaborado muchísimo para concientizar sobre el uso de preservativo; de mantener relaciones sexuales estables; de cuidarse unos a otros”, valoró la profesional médica.

Las trabas que se imponen las personas para acceder al testeo del VIH, se deben al hecho de vivir en una comunidad pequeña y al sentido de pertenencia que les otorga la familiaridad de una ciudad pequeña de población centralizada.

Si bien el test es sencillo, confidencial y gratuito, hay quienes prefieren trasladarse hacia la capital de Salta o Tucumán, por el temor que les genera la visibilidad de su enfermedad, frente al contexto social al que pertenecen.

“Esta actitud habría que vencerla porque cualquier persona puede pedir que le realicen un testeo. Aquí se hace de rutina a todas las embarazadas. Una buena oportunidad para pasar desapercibido es a través de la donación de sangre”, confió la Dra. Balderrama.

La bolsa de sangre proveniente de los donantes pasa por ocho pruebas diferentes. No sólo antes de ser trasfundida al enfermo o accidentado, sino a las pocas horas de ser donada. Para quienes obtienen VIH positivo se les otorga una comunicación con carácter personal y confidencial.

Según la doctora Magdalena Balderrama, los adolescentes no representan un grupo de riesgo si toman plena conciencia de que estas enfermedades existen en la comunidad y que son de transmisión sexual.

“Si reciben buena información en la Escuela, no debieran constituir un sector de la población en riesgo. Todo está basado en el tema del conocimiento, a través de la información”, explicó la gerente del Hospital de Cafayate.

“Creo que nuestros jóvenes, que tienen acceso a la red, saben. Es cuestión de que tomen conciencia de que pueden prevenir estas enfermedades, cuidándose (en el caso del VIH) y vacunándose (en el caso de la Hepatitis B)”, agregó la médica.

En el caso de la Hepatitis B la cantidad de casos diagnosticados en Cafayate asciende a quince. Para esta enfermedad existe una vacuna como medio preventivo eficaz, que se encuentra disponible en Hospital Nuestra Señora del Rosario.

“La vacuna la estamos ofreciendo. Es cuestión de concientizar a la gente de que la Hepatitis B es una enfermedad prevenible, de transmisión sexual, entre las principales vías, y que causa problemas hepáticos severos que pueden llevar a un trasplante o al óbito”, explicó Balderrama.

Desde el Ministerio de Salud Pública han enviado partidas de vacunas que pueden recibir quienes estén interesados, siempre desde el Programa de Atención Primaria de la Salud que brinda información acerca de los beneficios de esta inmunización.

“Creo que nuestros jóvenes son inteligentes y que van a obrar bien, porque tienen todas las herramientas a su alcance para vivir plenamente. Es lo que nosotros queremos. Es para lo que estamos”, manifestó la doctora Magdalena Balderrama, gerente general del Hospital de Cafayate.

De la Redacción de Diario Cafayate