Economía Abril 30, 2017

Animaná y Cafayate concentraron a productores y artesanos

red valles de altura animana y cafayate

En la primera edición del encuentro de productores agropecuarios y artesanos del Valle Calchaquí, se desarrolló “Sabores de mi Salta”, como una propuesta gastronómica, para poner en valor las propiedades inocuas de las materias primas y de los productos finales que elaboran los campesinos. Se realizaron ferias en Animaná y Cafayate.

Se montaron stands con productos elaborados artesanalmente en diferentes partes del Valle Calchaquí y paneles con expertos en investigación e innovación agropecuaria y sanidad y calidad animal y vegetal. La propuesta gastronómica engloba el objetivo de promoción del destino a nivel provincial y nacional.

El presidente de la Red Valles de Altura, Claudio Plotkin, informó que se desarrollarán más encuentros, en diferentes localidades del Valle Calchaquí, para continuar con el proyecto, tal cual sucedió en Animaná y Cafayate.

Para ello, se combinaron distintas presentaciones: Un laboratorio gastronómico en Animaná y fondas campesinas en Cafayate. Además, se organizó una visita al Museo de la Vid y el Vino para la degustación de productos artesanales y cocina del chef, Tupac Emiliano Guantay.

“Intentamos promocionar y potenciar el patrimonio alimentario de las comunidades. Una fonda campesina como expresión fue lo que pusimos en valor para demostrar que tenemos gente que elabora sus productos sosteniendo la estacionalidad que define al Valle”, explicó Plotkin.

El presidente de la red que nuclea a los rurales, destacó que el campesinado del valle salteño produce durante todo el año y que el objetivo es poder poner en valor los productos para que sean tenidos en cuenta en el mercado.

“Quisimos traer los productos y la cocina diaria del campo al pueblo y a la ciudad y generar un espacio para integrarnos como un equipo que combine las experiencias de los productores, especialistas y comunidad”, subrayó.

La Red Valles de Altura trabaja junto al INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria), SENASA (Servicio Nacional de Sanidad y Seguridad Alimentaria) y el Ministerio de Agroindustria, a través de los PRET (Proyectos Regionales con Enfoque Territorial).

Los proyectos lograr poner en evidencia el trabajo que demuestra que todos los productos del campo son inocuos y sanos y que esa realidad está debidamente probada y definida.

“Más allá de que las certificaciones sean costosas y dificultosas de conseguir, allí está nuestro trabajo y deber como Estado para poder acercar estas herramienta al campesinado y lograr que la gente ponga en valor y consuma sus productos”, precisó Pablo Plotkin.

“En ese mismo sentido, más allá del evento particular, se busca comenzar a mostrar los productos porque vamos a ingresar al mercado desde el campesinado”, sumó el presidente de la Red Valles de Altura.

Los representantes del INTA, SENASA y Red Valles de Altura consideran que los productos rurales tienen potencial y mejor calidad que los que actualmente se consumen en los departamentos Cafayate y San Carlos.

Por último, Claudio Plotkin adelantó la llegada de un puesto en el mercado municipal de Cafayate y una feria cada treinta días, para que con el apoyo de INTA y SENASA los campesinos logren encontrar un público común para la colocación de sus productos.

De la Redacción de Diario Cafayate