El Animanazo: cultura, economía y sociedad

Animanazo – Una investigación, cuyo objetivo fue relevar y estudiar las luchas sociales en la provincia de Salta desde mediados del Siglo XX, conceptualiza el enfrentamiento protagonizado por los trabajadores vitivinícolas de una bodega de Animaná en julio de 1972.

La nominación de ese proceso de lucha («azo»), remite a las huelgas de masas protagonizadas por fracciones proletarias y de la pequeña burguesía desde 1969 y, explica como la irrupción de la clase obrera en la escena política inauguró la formación de una fuerza revolucionaria.

El estudio, define al Animanazo como «un proceso de lucha que comenzó con una huelga por falta de pago de salarios y que se transformó en un enfrentamiento social que reunió rasgos tanto de ´azo` como de ´pueblada` por la participación del conjunto de las fracciones sociales en el movimiento».

En los «azos», la sociedad se divide organizándose en dos fuerzas sociales enfrentadas, donde empieza a expresar el antagonismo entre las clases sociales. En la «pueblada», los habitantes cierran la filas al interior del pueblo, como corporación. Y, el Animanazo, fue ambas.


Políticamente, el Animanazo fue un proceso característico del ciclo revolucionario de la Argentina, como movimiento de carácter político


El Animanazo, fue un movimiento relacionado al cambio y crisis del capitalismo. La provincia de Salta, fue definida en su estructura económico-social como «capitalista de económia privada con peso de la agricultura como rama de la industria».

En el caso de los trabajadores vitivinícolas de Animaná, se trató de un ámbito donde se combinaron la pequeña producción, el trabajo asalariado y crisis de la actividad y los procesos de concentración y centralización del capital.

La aproximación a la conceptualización del Animanazo, «permite advertir el protagonismo de la clase obrera, más allá del ámbito rural en el que se produce, que ha tendido a confundir el carácter agrario de la protesta».

El potencial del movimiento obrero, que desarrolló iniciativas como el pedido de expropiación de la bodega y entrega a una corporación de trabajadores, o la ocupación de la intendencia junto a la designación de funcionarios por el método de asamblea popular, mostró el límite que significó la reducida organización política.

Diario Cafayate

fuente: ¿Qué fue “El Animanazo” en la Salta de 1972