Cultura Febrero 29, 2016

Año bisiesto 2016

Año bisiesto 2016

El año bisiesto puede definirse como el que tiene 366 días en lugar de 365, en el que febrero posee 29 días en lugar de 28 y que se repite cada cuatro años, excepto cuando el año acaba en dos ceros. La expresión deriva del latín bis sextus dies ante calendas martii, que correspondía a un día extra intercalado entre el 23 y 24 de febrero.

Científicamente se añade un día para corregir el desfasaje que existe entre la duración del año trópico: 365 días 5 horas 48 minutos 45,25 segundos, y el año calendario de 365 días. Esto requiere que cada cuatro años se corrija el año calendario por una acumulación no contabilizada de aproximadamente un cuarto de día por año que equivale a un día extra.

De Egipto a Roma

Cuarentainueve años antes del nacimiento de Cristo, Julio César llegó a Egipto con el propósito de encontrar un calendario que corrigiera al ya desfasado romano. Entonces delegó a Sosígenes de Alejandría, eximio astrónomo, matemático y filósofo, el diseño de uno nuevo a la altura de la exactitud que el imperio romano necesitaba.

Sosígenes confeccionó el nuevo calendario basado en el egipcio, conservando los nombres de los meses romanos. Este mismo le fue entregado a Julio César; contenía 365 días y uno adicional inicialmente cada cuatro años, para compensar un desfase natura producido por la revolución no sincrónica de la Tierra en torno al Sol.

La adaptación para compensar los desfases que acumulaba el calendario romano, obligó a que el año cuarentaiseisavo antes del nacimiento de Cristo, se convirtiera en el más largo, con 445 días de duración para poder iniciar nuevamente desde cero. A este año se le llamó “año juliano” o “año de la confusión”.

De la Redacción de Diario Cafayate