Sociedad Julio 15, 2017

Discurso de la psiquiatría

antipsiquiatria discurso de la psiquiatria

El discurso de la psiquiatría caracteriza a las disciplinas cuando se consolidan. Posee un lenguaje propio, una lengua que las constituye y funda. Tal idioma se asegura a partir de la interacción entre el lenguaje natural o corriente y el discurso científico.

El discurso científico es un espacio de representación colectiva en el cual se da la ciencia como actividad humana. El trabajo de la ciencia consiste en una permanente reformulación de sus objetos.

De hecho, las disciplinas científicas pueden caracterizarse como discursos que crean y recrean los objetos de los cuales “fabrican” enunciados. Estos arte-factos se convierten, cuando el diálogo y la polémica fructifican, en factos.

Los “hechos” de la naturaleza suelen ser el resultado de disputas dirimidas. Las “verdades” de la ciencia no son el fundamento de las comunidades científicas. Las comunidades científicas son comunidades de problemas y, sobre todo, de retóricas.

Es necesario estudiar el discurso científico, reflexionar sobre sus orígenes y modo de constitución y aceptar que no es sólo un producto sino una fuerza productiva.

La realidad es una narrativa exitosa. Es aquello que se hace hablando en una comunidad de reconstrucciones de objetos que sólo existen en tanto se habla de ellos de una determinada manera.

El discurso del especialista es una diferenciación del lenguaje corriente, especialmente en las disciplinas cuya formalización discursiva no es de orden matemático y que basa su progreso en la acumulación y ordenamiento de enunciados con contenido empírico.

La verosimilitud, no es precisamente la verdad, sino una narrativa exitosa. Es el logro al que aspira la ciencia. Sus instrumentos se perfeccionan en dirección a una retórica convincente.

Puede ser que la psiquiatría, de carácter antropológico-médico, no sea comparable a las ciencias que la tradición considera fundamentales, dado que en ella son evidentes ciertos rasgos de mutabilidad y obsolescencia que el historicismo ha considerado inherentes a la realidad social.

Es innegable el impacto de la cultura y la época en la constitución de un vocabulario técnico y de su repertorio de conceptos. No son pocos los ejemplos en los que una afortunada expresión abrió insospechados caminos a la investigación y la práctica.

Así el trabajo de investigación, en cualquier disciplina, consiste en construir significados o, lo que es casi idéntico, inventar objetos para hablar de ellos. El lenguaje es la realidad constitutiva esencial de toda ciencia y también de toda práctica social.

Una y otra se perpetúan por la enseñanza, que es la reconstrucción perenne de los significados sociales. Hacer del discurso de la psiquiatría el punto central de la indagación, estudiarlo en sus mutaciones y en sus permanencias, no significa otra cosa que detenerse en su opacidad.

Proyecto de Investigación: N° DI-08-11/JM