Economía Julio 6, 2017

Se aprobó la suba para taxis y remises de Cafayate

aumento tarifa taxi remis cafayate

El Concejo Deliberante de Cafayate aprobó el miércoles la suba de las tarifas de taxis y remises en un 11,2 %. El incremento en el precio del pasaje fue consecuencia del aumento de los combustibles; las naftas 7,2 % y el gasoil 6 %.

De esta manera, con el nuevo esquema tarifario, el viaje mínimo en taxis y remises cuesta $ 28, dentro del área que limitan las calles, 25 de Mayo y Ceferino Velarde, y los pasajes, Soldado Villegas y San Carlos.

El prestador del SEPTUM (Servicio de Pasajeros de Transporte Único Municipal) de Cafayate, Fernando Colque, había adelantado que el Concejo Deliberante convalidaría la suba en la tarifa de taxis y remises.

“Ya hablamos sobre la suba, con base en el aumento de la nafta de un 7,2 %, y quedamos con el Concejo en que el incremento tenía que superar esa cifra”, explicó Fernando Colque, trabajador del sector del transporte.

El martes por la tarde los choferes y titulares de las agencias de taxis y remises, presentaron un petitorio ante el cuerpo legislativo municipal, que fue aprobado el miércoles por la noche. El mismo se elevó al ejecutivo para su promulgación.

“Cuando suben los combustibles aumentan los gastos generales; principalmente las cubiertas, el servicio, la verificación técnica vehicular y el mantenimiento integral del vehículos”, señaló Fernando Colque.

El incremento del 11,2 %, en el precio de taxis y remises, se traslada a todo el cuadro tarifario, que se rige por distancia. Los viajes especiales y a otras localidades, sufren la misma modificación, al igual que el tiempo de espera.

“El mantenimiento del vehículo es caro. En las condiciones que exige la ley un servicio cuesta $ 1600, seguro económico $ 600 y la patente con licencia financiada $ 650; todo en gastos mensuales”, informó el chofer.

Fernando Colque manifestó que uno de los costos más elevados se ve reflejado en el cambio de cubiertas. Actualmente un juego de cuatro neumáticos cuesta $ 8000 y su durabilidad promedio es de seis meses.

“La actividad está bastante floja. Salí a las siete de la mañana, son las once, y voy haciendo tres viajes. Sube la nafta, aumenta todo, pero nuestro salario queda quieto”, comunicó el taxista, durante una entrevista a Radio Impacto.

Llenar un tanque de combustible con nafta súper puede costar entre $ 1800 y $ 2000. Para un taxista o remisero de Cafayate esa cantidad es suficiente para realizar viajes durante una semana, pero debe realizar aprovisionamientos diarios.

El SEPTUM es el único sistema de transporte urbano de pasajeros que existe en Cafayate. Los taxistas, remiseros y titulares de agencias, han contemplado la posibilidad de presentar un proyecto para buscar que se subsidie la actividad.

“Teníamos pensado elaborar un ante proyecto pero estamos solos. No tenemos a nadie que nos ayude o nos represente en una gestión tan complicada”, finalizó el trabajador del sector del transporte, Fernando Colque.

De la Redacción de Diario Cafayate