Deportes Junio 22, 2018

Argentina VS Croacia 0 a 3

Argentina 0 Croacia 3 Mundial Rusia 2018

La selección de fútbol de Argentina perdió con la de Croacia, 3 a 0, en el Nizhny Novgorod Stadium Nizhni Nóvgorod. El primer gol lo convirtió Ante Rebic, el segundo Luka Modric y el tercero Ivan Rakitic.
Fue el segundo partido de la fase de grupos, del Grupo D, que integran Argentina, Croacia, Islandia y Nigeria. Durante el match, el arquero de Argentina, Wilfredo Cavallero, le entregó la pelota a Ante Rebic, quien aprovechó para anotar el primer gol.

Una pesadilla. Eso resultó el partido ante Croacia para Argentina, que nunca pudo encontrar respuestas futbolísticas ni anímicas, y sobre todo luego del error que le costó el primer gol en contra. Con este resultado, su clasificación pende de un hilo.

Argentina comenzó concentrada y con la posesión de la pelota, pero un error del arquero, llevó a un golazo de volea de Rebic, y después Modric y Rakitic aseguraron un resultado histórico.

Durante la última jornada de la fase del Grupo D, Argentina y Nigeria se enfrentarán en San Petesburgo y Croacia e Islandia en Rostov del Don, el 26 de junio.

Croacia clasificó a octavos por segunda vez en su historia tras golear a una Argentina que, con un desaparecido Leo Messi, pagó su fragilidad defensiva y quedó al borde de la eliminación en una noche negra.

El combinado balcánico esperó a su rival en la primera mitad, sabedor de las urgencias de los de Jorge Sampaoli. Y Argentina quiso, pero no pudo. Tuvo más posesión, pero poca claridad, con el Kun Agüero y Messi inéditos. Al 10 se le notaba visiblemente incómodo. Para colmo de males, Enzo Pérez la mandó fuera a puerta vacía en la más clara que tuvieron.

En la reanudación, el paso adelante de los Vatreni puso de relieve los desajustes defensivos de la zaga argentina, y Ante Rebic, un puñal por la derecha, culminó su actuación marcando tras aprovechar un grave error del arquero Willy Caballero.

Sampaoli movió el banco buscando soluciones, y por momentos la entrada de Gonzalo Higuaín, Paulo Dybala y Cristian Pavón pareció dar chispa al equipo, pero fue un espejismo. Y con la defensa presa de un ataque de nervios, Luka Modric e Ivan Rakitic terminaron de hundir a su rival.