República Mayo 26, 2015

Primer debate presidencial

Argentina Debate Presidencial

Por primera vez en su historia, la Argentina podría concretar un debate presidencial. Así lo propone Argentina Debate es una iniciativa independiente y multisectorial, que genera un ámbito seguro y equitativo para todos los candidatos y busca promover un debate presidencial sobre las prioridades del desarrollo en 2015.

Los medios se reunieron esta tarde, en la sede de la Asociación de Teleradiodifusoras Argentinas (ATA). “Argentina Debate cuenta con el apoyo de referentes políticos, organizaciones de la sociedad civil, medios de comunicación y del sector privado, y este acuerdo formaliza el compromiso para conseguir que el primer debate presidencial de la historia se transforme en un hito de bien público”, indicó Hernán Charosky, coordinador general de la iniciativa.

Participan de la coalición de medios de Argentina Debate la Asociación de Teleradiodifusoras Argentinas (ATA), la Asociación de Radiodifusoras Privadas Argentinas (ARPA), con la adhesión de Diario Clarín, Diario La Nación, Diario El Cronista, Editorial Perfil e Infobae.

Con este acuerdo, Argentina Debate aportará las mejores prácticas internacionales y hacer de los debates de las PASO un acontecimiento cívico de alta relevancia. Además, presentó un esquema para el debate presidencial en las elecciones generales de octubre. La propuesta contempla que todos los candidatos que superen las primarias participen en un debate de entre una hora y media y dos horas, el domingo 4 de octubre y, en caso de haber segunda vuelta, que los candidatos celebren un nuevo debate en la primera semana de noviembre.

Con este esquema, Argentina Debate producirá el debate, para que todos los medios que integran el marco de cooperación transmitan el encuentro simultáneamente. A su vez, los medios públicos en todo el país podrán ser parte de la transmisión para potenciar el carácter federal y de bien público del debate. Además, Charosky explicó que buscarán que el debate ocurra en un lugar de prestigio, como la Facultad de Derecho de la UBA o la Biblioteca Nacional, que simbolice el carácter público del debate como acontecimiento cívico.

Con respecto a la moderación y las preguntas, Charosky anticipó que ATA definirá un grupo de figuras periodísticas para profundizar la propuesta de conducción y moderación.

“Queremos que el debate sea un bien público y, como tal, requiere la cooperación de muchos, para producir beneficios para muchos más. Podemos producir un debate de calidad que a la vez refleje la convivencia y la voluntad común de actores que normalmente compiten entre sí, tanto los candidatos como los medios de comunicación”, explicó Charosky. El coordinador de la iniciativa destacó que la organización es una iniciativa plural, independiente y multisectorial que busca hacer del debate un bien público de calidad en el que puedan participar todos los candidatos presidenciales.

Al mismo tiempo, desde la iniciativa celebraron el apoyo de más de 20 organizaciones de la sociedad civil, universidades, cámaras empresarias y grupos académicos que adhieren a la necesidad de realizar un debate presidencial. “Este acuerdo refleja una visión cooperativa de los medios de comunicación y la sociedad civil para lograr un acontecimiento cívico inédito en la Argentina. El próximo paso será la conformación de una mesa de diálogo con los espacios políticos”, amplió Fernando Straface, miembro del Comité Estratégico de Argentina Debate y director ejecutivo de CIPPEC.

Argentina Debate – CIPPEC