Sociedad Junio 3, 2018

Bomberos de Cafayate

Bomberos Voluntarios Cafayate

CAFAYATE (redacción) – Tras conmemorarse un nuevo aniversario del Día Nacional del Bombero Voluntario, el 2 de junio, en la República Argentina, los integrantes del cuerpo activo de Cafayate realizaron actividades en la plaza Michel Torino.

El cuartel de bomberos voluntarios, San Juan de Dios de Cafayate, cuenta con treintaidós integrantes, de los cuales seis son mujeres y veintiséis son varones, ocho autobombas y tres unidades de rescate.

Los bomberos voluntarios se encuentran comunicados, a través de una radio que llevan consigo, veinticuatro horas al día, durante todo el año. Cuentan con un sistema de alerta vía internet y viven sujetos a un cronograma de disponibilidad.

Cuando el cuartel responde ante un siniestro, dos integrantes del equipo asisten al lugar del hecho inmediatamente, y se suman cuatro más, minutos después. De esta manera, cumplen formalmente con un protocolo.

Cuando suceden accidentes asisten las unidades de rescate y en caso de incendios, las autobombas. En promedio, los bomberos voluntarios de Cafayate combaten veinte eventos por mes.

Por el incremento de incendios forestales, el mes de agosto resulta crítico para los bomberos. Forman un equipo de diecinueve mujeres y varones, preparados para asistir en todos los auxilios, de los cuales tres son especialistas paramédicos.

“El incendio forestal es el más pesado y el de pastizales es el más extenuante. El primero se puede combatir a distancia y el segundo frente a frente, porque requiere de la carga de mochilas; nos demanda hasta seis horas de caminatas y dos días de trabajo”, contó Ramón Quipildor, sub Oficial Principal del Cuartel de Bomberos San Juan de Dios de Cafayate.

“Cuando hacemos rescates en montaña, integramos cuadrillas de seis bomberos y cuatro policías. Son desafíos de hasta ocho horas de caminata. Cuando tenemos suerte llegamos en cuadriciclo”, continuó.

Los puntos clave, donde los rescatistas de Cafayate realizan sus tareas, se encuentran a cinco horas del cuartel. El descenso, desde las zonas críticas, demanda el triple de tiempo y cuenta con equipo de relevo.

El cuartel de Bomberos Voluntarios San Juan de Dios, se fundó el 13 de septiembre de 2005, junto a once socios activos. El jefe del cuerpo activo es Gabriel Domingo y el sub Oficial Principal, Ramón Quipildor.

En la planta baja cuenta con guardia, monitoreo, estacionamiento, cocina, vestuario, sanitario y gimnasio. En el primer piso, con oficina de comisión directiva, de jefatura, de suboficiales y sala de capacitación de personal.

Por el compromiso y la honestidad de sus integrantes, el cuartel fue destinatario de importantes donaciones. El gobierno de Japón entregó veintiocho autobombas en la Argentina, de las cuales una fue para el San Juan de Dios.

Posee una formidable relación con integrantes de cuarteles de bomberos voluntarios de la República Argentina, Brasil, Chile y Estados Unidos. Realizan intercambios y trabajos en conjunto. La provincia de Salta estuvo representada por dos cafayateños que viajaron a Fort Lauderdale.

Al cuerpo de bomberos voluntarios ingresan veinte aspirantes por año; se egresan únicamente cinco. El oficio requiere de un alto grado de responsabilidad y sacrificio y no tiene remuneración económica.