Sociedad Octubre 17, 2014

Más controles en Cafayate

bromatolgía y comercio de cafayate controla salón de fiesta y boliches clausura y hablitación

Irene Escalante, Secretaria de Bromatología y Comercio de Cafayate, explicó las normativas vigentes que deben cumplir los comerciantes y ciudadanos en relación a la realización de eventos y habilitación de locales.

Escalante mencionó antes que nada que el artículo 72 defiende el orden y tranquilidad del bien público. “La personas tiene derecho a recrearse y también a descansar”, señaló la funcionaria con respecto a los casos de quejas por ruidos molestos en horario de descanso.

En el caso de que una persona desee organizar un cumpleaños en una casa particular no precisa ninguna autorización y goza de total y absoluta privacidad siempre y cuando no viole ninguna norma contravencional que altere el orden.

“Nosotros (por los funcionarios de Bromatología y Comercio) somos los encargados de hacer cumplir las leyes, normas y ordenanzas que se establecen en los distintos códigos y carta orgánica y Constitución Nacional”, dijo Escalante.

La funcionaría expresó que no son ellos quienes elaboran y sancionan las normativas vigentes, de hecho la mayoría de ellas datan del año 1992, como ser la obligatoriedad del pago estipulado en los artículos 33 y 34.

“En el artículo 6º de la normativa del `92 fija el pago de 30 unidades tributarias que alcanzan un total de 60 pesos para  lograr el permiso que habilita a realizar una reunión en un salón alquilado”, explico la Secretaria de Bromatología y Comercio.

Los ciudadanos exigen permanentemente justicia y transparencia a los funcionarios de gobiernos, sin embargo no toleran los controles y mucho menos las infracciones que se les aplican cuando cometen un ilícito.

En el caso de los menores solo está prohibida la venta de alcohol pero no el consumo, es decir que si se hallan bajo el resguardo de padre, madre o tutor, la responsabilidad de sus actos recae sobre el mayor de edad  como indica el artículo 18 de la ordenanza 28/12.

Ésta aclaración surge de un acontecimiento en el que Bromatología y Comercio debió clausurar un salón de fiestas durante un cumpleaños de 15 tras verificar que se expendían bebidas alcohólicas a menores y se cobraban entradas para el ingreso.

Irene Escalante dejó en claro que los requisitos que debe tener un salón o local comercial destinado para fines recreativos son: presentar DNI, contrato de locación, habilitación de bomberos y fumigación, del locador y locatario en todos los casos.

Los trámites se pueden realizar de lunes a viernes de 7 a 13 en la oficina de Bromatología y Comercio, en el 1er piso del Mercado Municipal, con la posibilidad de acceder a las ordenanzas y normas vigentes que se encuentran a disposición de todos los ciudadanos.

“Es duro tener que clausurar una fiesta; lo tengo que hacer porque la ley me exige que haga cumplimiento de la misma a mí también me  pueden denunciar por incumplimiento del deber al igual que al Municipio”, reflexionó Escalante de Bromatología y Comercio.

De la Redacción de diariocafayate.com