Sociedad Noviembre 20, 2014

Bromatología sube el control

carne en mal estado en cafayate

Desde la Dirección de Bromatología y Comercio de la Municipalidad de Cafayate, a cargo de Irene Escalante, intensificaron los controles principalmente en carnicerías y autoservicios en todo el Departamento.

Escalante explicó que el rol ciudadano debe colaborar en dos aspectos fundamentales: control y denuncia. En el primero de los casos, señaló que es una responsabilidad de las personas examinar los productos que adquieren para consumo propio y de terceros.

En el segundo caso, la directora advirtió que es una obligación civil y una conducta de carácter moral, denunciar a aquellos comerciantes que distribuyen alimentos y bebidas en mal estado o que no cumplen con los requerimientos que establecen las normas legales.

La razón por la que se intensificaron los controles en las carnicerías se debe al aumento de los casos de robo de ganado en los últimos meses. Los funcionarios de La Dirección de Bromatología solo pueden inspeccionar documentación y sellos.

Con respecto al estado de las carnes, Escalante advirtió que sin la colaboración de los consumidores es muy difícil plantear una detección de aquellos animales que tras no proceder desde un frigorífico en donde son examinados por veterinarios, puedan presentar enfermedades.

Escalante se refirió también al consumo de la carne molida y dijo que bajo ningún punto los consumidores deben aceptar la misma sin no pasa por el proceso de molienda en el mismo momento en que es requerida.

Para la Directora de Bromatología y Comercio la cantidad de denuncias y reclamos formales, tanto en su oficina, como en otras instituciones, es baja. Además, destacó que cualquier ciudadano que quiera ejercer por vía legal un reclamo, goza de su derecho de identidad reservada.

Carne en mal estado

Compruebe la fecha de venta o caducidad en el envase. Si la carne paso su fecha de caducidad, no la compre, no importa qué tan bajo sea el precio por libra. Si el envase no tiene fecha de caducidad, lote y fecha de envasado tampoco compre la carne.

Controle el color de la carne. No tiene que haber pasado de su fecha de vencimiento para estar en mal estado, ni el color significa que la carne sea mala. La carne de aves de corral puede ser desde color blanco azulado a amarillo.

En condiciones óptimas, la carne de cerdo cruda es gris-rosado. La mayoría de la gente asocia la carne fresca picada con un color rojo brillante. Sin embargo, este color rojo no es el color natural de la carne fresca, sino que se produce debido a la exposición de la carne al aire.

Si la carne picada fresca fue envasada al vacío y se mantiene a partir del oxígeno, su color sería un rojo púrpura. Contrariamente a la creencia popular, el hecho de que carne picada de ternera se ha vuelto marrón, no significa que sea mala.

La carne de los animales de mayor edad será más oscura que la de los animales más jóvenes. Además, a veces la iluminación de la tienda puede causar una reacción con el color de la carne, dándole un color marrón-rojizo.

Huele la carne. Esta es probablemente la forma más fácil de saber si la carne es mala. Sea cual sea el tipo de carne, si huele a rancio y desagradable, no es buena para comer. Puede encontrar carne picada en la tienda que parece ser fresca, pero tiene un ligero olor.

Esto podría significar que la carne está empezando a quedar mal, o que se ha utilizado monóxido de carbono durante el empaquetado de la carne para mantener ese bonito color rojo, incluso después de su deterioro.

De cualquier manera, usted no debe correr el riesgo. La carne de aves de corral tiene un olor más distintivo cuando empieza a estar mal – un olor pútrido que debería desalentar de comerlo, incluso a los que tienen un estómago de hierro.

Tómese su tiempo para inspeccionar la carne. La carne podrida a menudo tener una textura viscosa, que es un signo de que las bacterias ya han comenzado a multiplicarse sobre su superficie. La carne en mal estado, especialmente las aves, también podría llegar a ser pegajosa.

De la Redacción Diario Cafayate