Economía Diciembre 17, 2014

Cae la actividad económica en Cafayate

cae la actividad económica en Cafayate

La actividad económica de Cafayate cayó un 5,2 por ciento interanual en noviembre por una merma registrada en turismo, comercio e industria, según un reporte de una la consultora privada, Herald of Herald.

El informe señala que en los primeros once meses del año la actividad de la economía cafayateña mostró una caída del 1,56 por ciento. El nivel de actividad fuera de los términos de estacionalización, registró una contracción del 0, 13 por ciento mensual.

Pasados once meses del año, el nivel general de actividad mantiene una clara tendencia negativa. Dos de los sectores más importantes, como lo son el turismo y el comercio, continúan mostrando importantes descensos interanuales.

Sin embargo, el sector industrial, principalmente el vitivinícola, suele ganar mayor influencia a partir de enero, febrero y marzo, por el efecto de la cosecha de uva y producción de vino y la elaboración y venta de materias primas y sus derivados.

La Argentina es el mayor productor de vino de Latinoamérica y el quinto mayor productor en todo el mundo. Cafayate constituye la segunda exportación de vinos blancos de Argentina, con su particular cepa torrontesa.

La economía de Cafayate se encuentra estancada en consonancia con la del resto del país, con niveles inflacionarios cercanos al 45 por ciento (entre los cuatro más altos del mundo) y entró en cesación de pagos a fines de julio, luego de 12 años.

Crisis social antes que económica

El estatus asignado cayó ante el cambio generacional, al igual que el del estatus adquirido, que perdió valor frente al nivel de prestigio determinado, a partir de los últimos doce años de gobierno en la República Argentina.

El estatus objetivo mostró contracciones similares, pero el único que repunto fue el subjetivo, sobre todo en los sectores políticos y sindicales y de actividades cuasi legales como agrupaciones indefinidas dentro del rol social.

La movilidad social plantea una inclinación vertical descendente porque el normal desarrollo de las capacidades culturales y económicas de las personas se ven dificultados tanto a nivel estructural como normativo.

De la Redacción de Diario Cafayate