Sociedad Enero 21, 2015

Quejas por la mudanza de la casilla de turismo

cafayate guias de turismo quejas por traslado de oficina información turística

Tras la decisión del Intendente de Cafayate, Néstor Fernando Almeda, de trasladar la casilla de información turística, desde la Plaza 20 de Febrero hasta la Plaza Michel Torino, los operadores turísticos esgrimieron quejas por considerar que la medida afecta de forma negativa su actividad laboral, en plena temporada de verano.

Los guías turísticos, acreditados por la Dirección de Turismo de Cafayate, opinaron que la decisión del intendente los perjudica. Unos 35 operadores independientes, se manifestaron molestos y sorprendidos por la medida. Agregaron que solicitarán un pedido de reunión con el Ejecutivo, con un petitorio que les permita realizar sus actividades en el mismo lugar, como hasta entonces.

“En mi caso y en el de muchos compañeros, llevamos quince años trabajando acá (por la Plaza 20 de Febrero), y justo en plena temporada sacan la casilla. No sabemos a qué responde la decisión del Intendente, pero las principales beneficiadas son las agencias de turismo que se encuentran alrededor de la plaza”, dijo Eduardo, guía de turismo independiente.

“Hace tiempo que el Intendente no quería aglomeración de gente en la casilla ni que se ofrezcan nuestros servicios, como también alquiler de casas. Ayer se llevaron todo de la casilla y nos dijeron que comenzará a funcionar en la Plazoleta Michel Torino, ahora el turista que llegue a la plaza tendrá que hacer seis cuadras para tener información de la ciudad”, sentenció el guía.

Los operadores turísticos, en su mayoría independientes, ofrecían en la esquina dónde se encontraba la oficina de información al turista, servicios de excursiones, paquetes a medida y otros relacionados con los circuitos que tiene Cafayate. Otros, entregaban volantes o flyers con datos para alojamiento.

Muchos de los turistas contrataban los servicios que ofrecían los operadores turísticos, aunque las transacciones comerciales jamás se realizaban en la Plaza. Por el contrario, la actividad se formalizaba luego, en hospedajes habilitados para tal función o en los domicilios legales de quienes poseían tal habilitación.

Algunos de los inconvenientes para los trabajadores independientes, en el sector turismo, es que en los alrededores de la Plaza 20 de Febrero, mayor de lugar concentración de viajantes, no existen locales para alquiler y resulta poco beneficioso adaptar una oficina para fines comerciales fuera del alcance de la plaza principal.

De la Redacción de Diario Cafayate