Cultura Diciembre 31, 2015

Nada imposible para Dios

Prelatura de Cafayate

El clero de la prelatura de Cafayate realizó los ejercicios espirituales en la casa de retiros “Nuestra Señora de Guadalupe”, de la ciudad de Santa María, en Catamarca, del 14 al 18 de diciembre, junto con su obispo, monseñor José Demetrio Jiménez OSA.

El laico Gerardo García Helder estuvo a cargo de las reflexiones en torno al evangelio de Lucas. El tema central fue: “No hay nada imposible para Dios”.

En el marco del Jubileo de la Misericordia, estos ejercicios espirituales fueron una invitación a abrirse a la misericordia de Dios que envuelve a la humanidad como un océano y a la conversión personal y pastoral a la que continuamente invita el papa Francisco.

La prelatura de Cafayate –creada por el beato papa Pablo VI en 1969- de 46.847 km2 comprende algunos departamentos de las provincias de Tucumán, Salta y Catamarca, correspondientes a los Valles Calchaquíes. Tiene 8 parroquias, cinco atendidas por el clero local, dos por los agustinos y una (la de Antofagasta de la Sierra) está a cargo de religiosas (Misioneras de Jesús Verbo y Víctima).

Cafayate tiene una población de unos 70.000 habitantes con un altísimo porcentaje de católicos. Las Agustinas Misioneras, los Hermanos de la Sagrada Familia, las Hermanas del Buen Pastor y las Hijas de la Inmaculada Concepción de la Caridad comparten la misión pastoral de la prelatura.