Política Julio 2, 2019

Cafayate: peronistas versus radicales

Conquista del Valle Calchaqui

CAFAYATE – Los peronistas y radicales de Cafayate configuran un esquema electoral, con base en un caudal de 10.000 votos, que se divide en dos: Fernando Almeda, Sergio Cisneros y Adrián Torres, y, Rodrigo Chocobar, Ambrosio Gerón y Rita Guevara.

Almeda, Cisneros y Torres, reúnen 4500 votos; Chocobar, Gerón y Guevara, 3900. Suman 8400 entre todos, y los 1600 restantes pertenecen al 16% de electores indecisos: esos que no se inclinan ni por el peronismo, ni por el radicalismo.

Todos aspiran a la intendencia de Cafayate en 2019.

Fernando Almeda es el intendente departamental y posee tres pilares fundamentales para continuar con su política de gobierno: Ingresos Públicos, Secretaría de Gobierno, y Hacienda, capaces de conservar el orden, financiar los gastos y supervisar ambas acciones.

Sergio Cisneros es el diputado provincial y carece de una plataforma capaz de funcionar a todas las áreas de gobierno. Perteneció al gabinete de Almeda, hasta que este le pidió que renunciara por motivos relacionados con la campaña electoral de 2017, que le permitió ser legislador por Cafayate.

Adrián Torres es concejal departamental y fue elegido por su habilidad y gracia para organizar el trabajo de forma cooperativa. Respaldó a la Secretaría de Obras Públicas, ante un pedido excepcional, para la aprobación de un presupuesto de emergencia, para la planta potabilizadora de agua de Cafayate.

Rodrigo Chocobar es concejal departamental y considera que los electores definen el voto privilegiando la popularidad por encima de la capacidad. Denunció al Poder Ejecutivo, ante el Judicial, pero sus acusaciones no progresaron. Su primera medida de gobierno incluiría a una auditoría general.

Ambrosio Gerón funcionó como concejal y fue el que más proyectos presentó. Durante las últimas elecciones legislativas, consiguió el mayor caudal de votos en las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias, pero actualmente integra la lista negra del “feminismo calchaquí”.

Rita Guevara es concejal departamental, presidió el órgano legislativo y selló una alianza con peronistas y radicales. Militó en el radicalismo, desertó y resultó electa desde una agrupación justicialista y sindical.

Los 1600 votos restantes, que representan a los indecisos, podrían duplicarse o triplicarse si se sumaran las candidaturas de Patricia Castro y José Gualberto Cabezas, por el radicalismo, y de Facundo Guzmán y Rocío Lucena por el kirchnerismo.

El justicialismo es una filosofía cristiana, humanista y simple; el radicalismo, una doctrina exigente, reformista y transformadora. Las elecciones de 2019 proyectan revalidar al Ejecutivo Municipal y Concejo Deliberante de Cafayate.

#DiarioCafayate