Sociedad Octubre 7, 2016

Cafayate evangelización y templo catredalicio

Catedral Nuestra Señora del Rosario de Cafayate

Cafayate: etimológicamente proviene de la lengua quichua o aymará y significa “sepultura de penas”, “cajón de agua”, “pueblo que lo tiene todo”, situado a 1660 metros de altura sobre el nivel del mar.

Sus primeros pobladores fueron diaguitas, invadidos en 1450 por las huestes cuzqueñas, los incas, quienes les impusieron la lengua quichua. En el siglo XVI luchan contra la dominación española, dado que el Valle Calchaquí es punto estratégico que unía el Virreinato del Perú con la Gobernación de Chile y del Río de la Plata.

Pueblo de Cafayate. Cafayate nace en torno a la devoción del Rosario, hace 250 años, bajo el título “Doctrina del Rosario del Calchaquí”. Los historiadores coinciden en situar su fundación entre 1740 y 1743, en lugar “Las Capillitas” del cerro San Isidro.

Esta Misión encerraba las poblaciones indígenas de Amaicha, Quilmes, Colalao, Tolombón, Cafayate, Animaná y Angastaco, lo que abarca más de 100 kilómetros de largo por unos 20 kilómetros de ancho con alturas superiores a los 5000 metros sobre el nivel del mar, surcado por el río Calchaquí y el río Santamaría.

Esta accidentada geografía exigía a su titular, la Virgen del Rosario, pudiera ser llevada cómodamente en burrito por sendas quebradas.

En 1819 es trasladada desde el Cerro Las Capillitas hasta el nuevo templo, y luego en 1863 se erige la nueva parroquia de Cafayate y queda definitivamente en donde hoy la vemos, cuando en 1890 se termina y define el templo actual, en agradecimiento, los nueve días anteriores al 7 de octubre, pasan por sus calles en la aurora, el rosario de la población que la saluda y agradece su presencia en toda su extensión como patrona de la prelatura y de nuestro pueblo.

Historia de su Evangelización

Cafayate tiene su primera evangelización en 1605 en donde se constituyeron las misiones jesuíticas de San Carlos (Salta) y de Santa María (Catamarca). En 1740 se llamara la “Doctrina del Guadalupe del Calchaquí”, y luego, cuando llegan los padres franciscanos, será la “Doctrina del Rosario del Calchaquí”, ubicada en la actual Cafayate.

De esta época es la imagen de Nuestra Señora del Rosario que hoy veneramos como patrona de la Prelatura y de la parroquia que lleva su nombre.

En 1824, Doña Josefa Frías de Aramburu, realiza una donación de sus tierras para el delineado del pueblo y para la construcción de una iglesia, donación que es hecha directamente a Nuestra Señora del Rosario, y no a una persona jurídica o gubernamental, por ello recién en 1829 es aceptada por la gobernación de Salta y en 1840 es delineado el pueblo en dichos terrenos.

El 8 de octubre de 1863 se crea la parroquia, desmembrándose así del Curato de San Carlos.

En 1950 se la corona Madre Reina del Valle y de Cafayate a Nuestra Señora del Rosario. El 8 de septiembre de 1969, Paulo VI, crea la Prelatura de Cafayate bajo el patronazgo de Nuestra Señora del Rosario, para una extensión de 40.000 kilómetros cuadrados, con una población de 40.800 habitantes.

Templo Catedralicio

El actual templo fue inaugurado el 4 de enero de 1895, de estilo colonial y arquitectura italianizante. El sector central de la fachada presenta tres puertas en planta baja y tres rosetones en planta alta, cuyo significado responda a la Santísima Trinidad.

Consta de cinco naves, particularidad que la convierte en la segunda de Latinoamérica de estas características, dándole un aire de mezquita por la influencia árabe de su estilo neogótico con 16 pilares de mampostería en donde descansa el techo de corte renacentista.

Los altares son tallados a en madera y policromados con dorado a la hoja, de estilo gótico con algunos detalles mozárabes como son los arcos esbeltos y de largas aberturas, elevándose en la parte superior de los mismos.

De la Redacción de Diario Cafayate