Editorial, Sin Categoría Octubre 13, 2019

Las chicas superpoderosas

Gabinete Municipal Cafayate

El gabinete municipal del intendente Fernando Almeda, es integrado por cinco mujeres que representan diferentes áreas administrativas. Son nacidas en Cafayate y formadas en universidades fuera del pueblo.

Controlan la dirección de bromatología y comercio y la de turismo, y la secretaría de gobierno, hacienda e ingresos públicos.

Comenzaron sus funciones a la edad promedio de 24 años y desarrollaron sus prácticas en turismo, seguridad, recursos humanos, derecho y contaduría.

Por la gestión de las funcionarias del gobierno de Almeda, Cafayate creció, en infraestructura social, servicios públicos y solución habitacional, y progresó, en ambiente, cultura, deporte, educación, infancia y salud.


En el pueblo las apodan “las chicas superpoderosas”


Mabel Quipildor es secretaria de gobierno, licenciada en psicopedagogía, y coautora de la mayoría de los proyectos que los gobiernos de la Nación y la Provincia le aprobaron al Municipio. Considera que el desarrollo y la inclusión de todos los sectores es el capital humano y social de Cafayate.

Quipildor integró el equipo de quienes diseñaron dos de los proyectos de inclusión más importantes del pueblo: el CIC (Centro Integrador Comunitario) y el Parque Integral de la Familia. El primero lo presentó durante la gestión de Cristina Fernández y el segundo durante la de Mauricio Macri.

Fernanda Pérez Olguín es directora de turismo, licenciada en turismo, y logró incrementar el pernocte, de 1,5  a 1,7, en cuatro años. Consiguió desarrollar la marca Cafayate, como política de estado, y su gestión cultural y económica se basó en el valor intangible de la imagen y en los principios de sostenibiliad.

Pérez Olguín promovió el perfeccionamiento profesional, fortaleciendo al sector gastronómico y hotelero, y diseñó nuevas experiencias de turismo, tras lograr resultados exitosos en la capacitación de los actores.

Emilia Camacho es secretaria de ingresos públicos, abogada doctorada en leyes, y consiguió una política fiscal capaz de mantener la estabilidad económica del municipio.

Camacho reasignó el valor de las unidades tributarias y practicó descuentos por pago anticipado y buen contribuyente. La estrategia permitió, al gobierno de Cafayate, lograr la recaudación récord y el equilibrio fiscal.

Miriam Carrasco es secretaria de hacienda, contadora pública, y logró una administración financiera y presupuestaria adecuada, capaz de separar los fondos específicos y los gastos operativos.

Esa acción le permitió, a las direcciones y secretarías de gobierno, libertad para generar programas de desarrollo con un presupuesto asignado por las administraciones nacional y provincial.

Siwar Haro Millán es directora de bromatología y comercio, técnica en tecnología de alimentos e implementó un programa de cursos de manipulación de alimentos, obligatorios y gratuitos, con evaluación final. Esa planificación graduó a más de mil personas en dos años.

Haro Millán intenta crear el registro municipal de productos alimenticios locales, pero los concejales omiten el tratamiento del proyecto, cuyo objetivo es identificar, legitimar y valorar los alimentos para obtener una mayor seguridad.

Quipildor, Pérez Olguín, Camacho, Carrasco y Haro Millán son las funcionarias de mayor confianza del intendente , pertenecen al “gobierno de las técnicas” y se distancian de la militancia. Representan el gabinete municipal más profesionalizado y exitoso de la historia de Cafayate. 🎀

#DiarioCafayate