Economía Julio 8, 2015

Internet nuevamente afectado

Cafayate Internet lento colapsa satura

El servicio de internet en Cafayate, que presta la empresa Arnet de Telecom, continúa siendo deficiente y las líneas volvieron a colapsar. Tras el comienzo de la temporada turística de invierno, la afluencia de turistas aumenta considerablemente. Esa es la principal razón por la que se ven afectados los usuarios.

Los problemas más frecuentes son: falta de señal dentro del área de cobertura para realizar llamadas desde teléfonos móviles, acceso a internet y uso de la tecnología 3G. El colapso en las redes afecta el seriamente la economía de Cafayate y a pesar de los reclamos en la Secretaría de Defensa del Consumidor, la situación persiste.

Los especialistas aseguran que la inversión que debe realizar la empresa multinacional Telecom, es mínima. Sin embargo, no logran explicarse por qué no se ejecuta. De hecho para tener servicio de internet, debe solicitarse una línea telefónica y existen personas que esperan hace más de un año. Cabe destacar que la telefónica es la única capaz de brindar el servicio.

En tiempos en los que se debate contra los grupos económicos concentrados que monopolizan servicios, Cafayate parece no poder hallar una solución inmediata y el gobierno nacional demora la puesta en marcha de la fibra óptica para el posible desembarco de otras empresas que pudieran ofrecer una alternativa.

Centenares de cafayateños se presentaron en las oficinas de Defensa al Consumidor para iniciar una demanda colectiva, hace dos años. Ésta, obtuvo un fallo favorable para los abonados de Telecom, pero la sanción a la empresa fue una pena económica que pagó fácilmente y la justicia no exigió mejoras en el servicio.

Actualmente, la monopólica compañía extranjera, continúa ofreciendo servicios de internet de 3 a 15 megas. Lejos de poder cubrir las exigencias, los reclamos son cada vez mayores, aunque sin atención personalizada ni soluciones concretas. Los usuarios se quejan porque cuando llaman a los números de atención al cliente, los atienden contestadoras automáticas.

Uno de los casos más llamativos se dio ante un abonado que se comunicó con Telecom para ejercer un reclamo. Tras ser informado del desperfecto, recibió una llamada en su teléfono particular y una voz automática describió: “Si usted puede recibir ésta llamada quiere decir que su línea no presenta desperfectos técnicos”.

Los empresarios hoteleros manifiestan que no pueden consultar fácilmente los sistemas de reserva online y revisar las casillas de e-mail. Como consecuencia, muchas veces deben afrontar las quejas de los turistas por habitaciones sobrevendidas o la no respuesta ante solicitudes de disponibilidad e información general.

De la Redacción de Diario Cafayate