Deportes Octubre 16, 2014

Cafayate Rugby Club en directo

cafayate rugby club sub 18 agustín lara domingo marcos veliz matias sosa

Miembros del Cafayate Rugby Club se aproximan a cumplir una década de trabajo. Su presidente, Marcos Veliz, entrenador Agustín Lara Domingo y el capitán de la división sub 18, Matías Sosa, explicaron detalles acerca del deporte como trabajo en equipo.

Veliz explicó que la labor es y ha sido año tras año con chicos que muchas veces se van a estudiar a otras ciudades y la problemática de reunir la cantidad necesaria de integrantes para conformar equipos en diferentes divisiones. Sin embargo, el presidente del CRC, destacó que últimamente los jóvenes se están interesando cada vez más.

“Gran parte de los logros se los debemos a Agustín” Lara Domingo, “que hace un trabajo enorme desde el entrenamiento; un joven que sabe muchísimo de rugby y le ha dado impulso al deporte en Cafayate”, consideró Marcos Veliz. Agregó que institucionalmente cuenta con personería jurídica y que actualmente compiten en intercolegiales en menores de 13, 14 y 18 años.

Esto se lo debemos a Agustin que hace un trabajo enorme desde el entrenamiento, es un joven que sabe muchísimo de rugby y le ha dado mucho impulso a este deporte en Cafayate

Para Agustín Lara Domingo, entrenador en el club de rugby de Cafayate, la disciplina no es solo un deporte: “es también un forma de vida porque enseña a hacerle frente a las adversidades, a pelear desde cero, a volver arrancar; todo mediante el sacrificio que se reconvierte en el sueño de jugar en equipo”.

Lara Domingo explicó que para lograr un equipo necesita quince jugadores en la cancha que no hace falta que sean amigos aunque advirtió que en la mayoría de los casos, terminan siéndolo. Destacó que los compañeros ante todo son caballeros que dan todo por el otro con el mismo que fin que se busca ganar un partido sobreponiéndose ante las dificultades.

“Hoy en día con el grupo que estamos trabajando no llegamos a formar una división fija porque aquí en Cafayate es muy cambiante, sobre todo en el rugby, ya que en la Argentina vivimos en una cultura muy arraigada al futbol”, reflexionó el entrenador.

En las divisiones menores de 18 el CRC cuenta con más de veinte chicos que han logrado mayor constancia, aprendiendo de la cultura del sacrificio peleando junto a sus compañeros. “Reafirmo que el rugby es una forma de vida, porque cuando terminemos de jugar el crecimiento en grupo nos va a permitir afrontar las adversidades”, enfatizó Lara Domingo.

Matías Sosa es capitán de la división sub 18 en el Cafayate Rugby Club. Se incorporó hace tres años y cuenta que encontró en el deporte principios y valores que quizás tenía olvidados. Reconoció que llevar la cinta es una responsabilidad pero siempre pone como prioridad el grupo de compañeros como parte de un equipo en el que todos se brindan ayuda y resuelven problemas.

Tres generaciones unidas por un mismo deporte: Marcos Veliz, presidente, tiene como objetivo que los chichos se superen a ellos mismos como personas en su realización vital. Comenzó a jugar al rugby a los 16 años en Tucumán en el Club Corsarios, luego en el Universitario y finalmente pudo rehacer su vida en Cafayate con el Cafayate Rugby Club.

“Comenzamos a dar los primeros pasos en la cancha de vóley de arena y luego recorriendo las distintas canchas, el espacio físico sigue siendo una cuestión difícil de resolver. Es lo que nos falta para poder crecer definitivamente. Significaría poder ordenar mejor nuestros horarios y entrenamientos principalmente”, explicó Veliz.

Agustín Lara Domingo, entrenador, plantea el intercambio entre los equipos de distintas provincias para agregar competitividad. “En Argentina las potencias son Buenos Aire, Córdoba, Tucumán y Rosario. El principal roce que tiene que tener un jugador es el de pelear contra los más grandes; eso brinda una buen experiencia”, argumentó Lara

Matías Sosa, capitán del sub 18, explicó que junto a sus compañeros se siente honrado de representar a Cafayate. “Dentro de la cancha hacemos lo mejor que podemos, todos unidos, desde que comencé a jugar al rugby me sentí muy cómodo y reitero la importancia de los valores y principios que me recordó este deporte”, dijo Sosa.

El entrenado Lara Domingo, manifestó que es de la idea que en el rugby todos tienen una posición; “no importa si sos gordo o flaco, alto o bajo, rápido o lento, porque lo que hace a un jugador es el sacrificio en base al entrenamiento. Allí es donde verdaderamente comienza el partido”.

Agustín Lara recalcó  que dentro del rugby prefiere quedarse siempre con el concepto de compañerismo y amistad; con la idea de formar jugadores para ser parte del seleccionado de la Provincia y quizás en alguna oportunidad de Los Pumas, pero por sobre todas las cosas del trabajo como sinónimo de sacrificio.

Marcos Veliz finalizó haciendo hincapié en que parte de las dificultades que halla el Cafayate Rugby Club tienen que ver con la falta de máquinas para ensayar un scrum y otros accesorios propios para la correcta práctica deportiva. Sin embargo se mostró optimista en base a las gestiones que vienen realizando junto a Lara Domingo y Manuel Mur.

De la Redacción de diariocafayate.com