Cafayate y San Carlos hacia la economía del acceso

güemes sur, ruta 40, cafayate por diario cafayate

Economía, política y turismo – La actividad turística en Cafayate y San Carlos está paralizada y las pérdidas económicas son por miles de millones. Por ende, la adaptación de los municipios y la renovación de los políticos, es clave para la comunidad y anticipa un modelo de negocio sobre la base del acceso.

Amortiguar el impacto de la Covid-19 y recuperar la actividad del sector, propone detallar los medios y el
modo necesarios para sostener el empleo y los servicios. Eso depende de la capacidad que tienen las
agencias, hoteles y restaurantes, para afrontar sus obligaciones financieras, y de la habilidad que posee
el personal, para la competencia.

La adaptación de los gobiernos y los políticos de Cafayate y San Carlos, plantea examinar las contra prestaciones y contribuciones de las empresas y las personas, ante la probabilidad de que suceda una recesión económica que dificulte el sostenimiento del crecimiento.

En la provincia de Salta el turismo genera más de 40.000 puestos de trabajo, y en Cafayate y San Carlos más del 50% de los integrantes de cada familia está relacionado al sector. Sin embargo, los gobiernos municipales no cuentan con información para dimensionar la magnitud de la crisis.

La recuperación del turismo depende de estímulos financieros y políticas fiscales; datos abiertos y confianza

Si bien la caída de arribos no se puede precisar, la última proyección comienza entre un 20% y un 30%
y continúa hasta la pérdida de valor de entre 5 y 7 años de crecimiento. La provincia de Salta tiene 3.3
millones de pernoctes al año, 1.8 millones de llegadas y 3.300 millones en concepto de gasto turístico.

Un estudio preliminar asegura que del flujo por gasto turístico, el 16% se destinaba a salarios, el 21% a
impuestos y el 23% a contribuciones, y que del 40% restante, al menos el 24% se invertía para financiar la actividad. El mismo análisis sugiere la posibilidad de una rápida recuperación si los departamentos de Cafayate y San Carlos se desarrollan en equipo.

Los nuevos líderes de Cafayate y San Carlos, deberán re interpretar y renovar valores para lograr nuevas soluciones y metas que fomenten el bienestar social, desarrollo humano, pequeñas y medianas empresas, promoción del turismo y la juventud, equidad de género e institucionalización de la participación ciudadana.

Es decir, que la labor legislativa de los concejales, diputados y senadoras del Valle Calchaquí requerirá
entendimiento teórico y empírico del marco económico, legal, político y social y que deberán liderar a la sociedad hacia una causa justa y solidaria.

Diario Cafayate