Cultura Febrero 18, 2016

Calchaqui Alterno futuro rock

Clachaqui Alterno rock Cafayate Festival

Con cuatro bandas en vivo, la proyección de la película de Indio y Los fundamentalistas del aire acondicionado y un público heterogéneo, Cafayate tuvo su noche de rock & roll durante el festival Calchaqui Alterno, en el Complejo Nocturno San Isidro.

La bienvenida estuvo pactada con el montaje de una pantalla gigante y sonido estridente de alta definición, que hacía de ventana al recital de Indio Solari, en el Estadio Único de La Plata, en 2008; cerró con Jijiji: “El pogo más grande del mundo”.

La oportuna presentación de Sandro Guzmán anunció la entrada de Don Valor, banda de rock salteña, que interrumpió su actuación para darle mayor afinación a una guitarra caprichosa que tras el siguiente número se hizo entender.

Vita sativ, continuó la función y le hizo saber al público porque el reggae se debe bailar mientras aumentó el juego de las guitarras, hasta encontrar el camino correcto para desterrar cualquier ruido que pudiera emitirse desde el escenario. “No se gusta enojado”, aconsejó el líder Hipaucha.

Martín Guitarras fue un complemento de voces, cajas, guitarras y batería intercalada, que abrió con el cover de Bersuit Vegarabat, Murguita del sur, dedicada a Luca Prodan, y cerró con otro de Los Gardelitos, ofrendada a los pueblos originarios americanos.

El retorno de Don Valor marcó punto por punto los ritmos del rock & roll como si se tratara de una emulación de las us underground de finales de los ’80, cuando se comenzaban a despejar las frecuencias o acordes melodiosos.

Finalmente, la hinchada de Perro Ciego ingresó con la costumbre de disfrutar los clásicos y el último material discográfico que también tuvo su estreno en Cafayate. Cerró con un emotivo ritmo de la calle, para sellar un nuevo capítulo en la joven historia del rock & roll cafayateño.

De la Redacción de Diario Cafayate