Cultura Febrero 21, 2018

Cantata Cafayateña

cantata cafayateña

Cantata Cafayateña es a un conjunto de doce canciones de folklore y tango, narrados a Cafayate, que fueron reunidos en long play de vinilo, presentado en 1981 e interpretado por distintos artistas que participaron del concurso musical ideado por Don Arnaldo Etchart.

Es un disco tributo a la Serenata a Cafayate y una convocatoria de la que participaron músicos, folcloristas y tangueros. Es la única versión homenaje a un pueblo y festival. Pero como excepción, Santiago del Estero y Tierra del Fuego tienen uno.

“Es el Duende del Vino el que inventó esta melodiosa y sonriente convocatoria con la que pretendemos bordar una cantata azul”, decíamos en junio del año pasado cuando se ponía en marcha el Concurso por Invitación que ahora florece en esta melodiosa entrega.

Y agregábamos: “el advenimiento de esta inquietud, con la que la Fundación Carmen Rosa Ulivarri de Etchart concreta su primer hecho cultural, llega en un momento muy importante y decisivo: cuando un extraño viento arrasador, amenaza borrar de la memoria y del aire, el tono exacto del cancionero popular argentino que huérfano de estímulos se está batiendo en retirada.

Sin embargo, en un remansado pueblo salteño, en Cafayate, corazón de los Valles Calchaquíes, se alza gallardo y optimista un hermoso bastión de la canción argentina.

Desde allí, con la noble y válida pretensión de formalizar un acto de fe, parte esta convocatoria de unidad de ritmos y sentimientos”.

Esto decíamos en el momento de invitar a doce de los binomios de autores y compositores más prestigiosos del país a participar en un certamen poco común.

Debían cantarle al noble itinerario del vino, al alma, al paisaje y al hombre de los Valles Calchaquíes y a las esencias románticas de la serenata.

El Jurado integrado por los señores Atilio Stampone, León Benarós, Enrique Villegas, Felipe Yofre, Raúl Aráoz Anzoátegui y Oscar Cardozo Ocampo, consagró triunfador al tema de Manuel J. Castilla y Gustavo Leguizamón, “Amores de la vendimia”, otorgando el segundo premio a la composición suscripta por Eladia Blázquez y Hamlet Lima Quintana, “Algo de eternidad” y recomendando la creación de un tercer premio en reconocimiento de los valores de la obra titulada  “El vino enamorado”, presentada por Horacio Ferrer y Héctor Stamponi. Cuando celebramos la aparición de este volumen, nos está doliendo la ausencia del poeta Manuel J. Castilla.

En su nombre y bajo su auspicio suscribimos esta portada llena de agradecimiento a los que hicieron posible esta realización enaltecida por el fervor de distinguidos intérpretes. Cuando esta entrega va a partir a jugar su destino final, la despedimos con el orgullo de haberla visto nacer y crecer hacia el cielo:

Es una maravilla esta cantata la que en la noche rumorosa esplende tiene azul de romance, tiene duende y destino de luna y serenata.

César Perdiguero