Sociedad Marzo 24, 2016

El estremecedor relato sobre la detención del periodista Carlos Almeida durante la dictadura

Carlos Almeida de Cafayate sobreviviente al golpe de estado de 1976

A 40 años del último golpe de estado en la República Argentina, el periodista cafayateño por adopción, Carlos Almeida, narró la historia de “los sobrevivientes desaparecidos”, en uso de la memoria colectiva y de su propia voz, como “los sobrevivientes del horror”.

Carlos Almeida tiene una renguera que se vuelve insoportable durante las épocas invernales y de altos porcentajes de humedad en el ambiente. Durante esos días su andar se ayuda de un bastón que le recuerda las heridas del pasado, y no precisamente la de su rodilla destrozada.

Es que Carlos fue uno de los 150 sobrevivientes de “El Campito”, el centro clandestino de detención que utilizaron las fuerzas armadas y de seguridad para ejecutar el plan sistemático de desaparición de personas, en el que asesinaron a 4850.

Almeida habló por todos, siempre en primera persona;  por “los que tuvimos a nuestro lado en los centros de detención a los que hoy no están”; los que, sin quererlo, fuimos testigos del último suspiro de nuestros desaparecidos”.

“Somos los que, gracias a nuestros testimonios, logramos que se juzgue y se condene a los torturadores, apropiadores y asesinos; somos los que una y mil veces relatamos lo vivido (lo sufrido)”, enfatizó el periodista.

“Somos aquellos que respondimos las preguntas lacerantes de aquellos que necesitan la confirmación de lo pasado”, reflexionó Almeida en un suspiro, antes de detallar la batería de interrogatorios a los que lo sometieron los incrédulos, benditos en democracia.

“¿Te torturaron?, ¿cómo?, ¿con qué?, ¿te quebraste?, ¿aguantaste?, ¿cuántos días estuviste?, ¿tan poco?, ¿por qué crees que te salvaste?”, dejó ver Carlos, como acostumbraban a preguntar, perceptiblemente, desde la incredulidad.

“Si, nos salvamos de la muerte, de la desaparición…pero no nos salvamos del horror. Para muchos seguramente somos un ´error de cálculo´…no tendría que haber quedado ninguno”, explicó Almeida, su recurrente respuesta ante los insistentes preguntadores.

“Hasta se nos ha hecho sentir una especia de culpa por nuestra sobrevida. Nuestra vida o sobrevida fue intervenida casi quirúrgicamente para comprobar que no mentimos, que no somos unos mitómanos que andamos inventados cosas”, reclamó seriamente.

“Hemos tenido que ´probar´ que fuimos ilegalmente detenidos, torturados, violentados y violados una y mil veces en cada interrogatorio. Y fuimos interrogados, sin picana o submarino. Y vuelven las mismas preguntas (para estar seguros): ¡Miserables los que desconfían de su propia historia!”.

“Los derechos humanos no son un ´curro´, como infelizmente dijo en su momento un candidato hoy presidente. Esa es una visión mezquina de la realidad”, aclaró Carlos Almeida en una clara contestación los dichos de Mauricio Macri.

“Defender los derechos humanos es defendernos, implicarse en su defensa es salvaguardarnos y preservar a las futuras generaciones…para que ellos no tengan que ser sobrevivientes. Y enseñarlos, además es una obligación curricular, es un deber moral”, acentuó el periodista.

“Y es así. Sobrevivir tiene su costo. A pesar de nuestros años, de nuestros achaques, de nuestra tristeza, la seguimos militando, por nosotros, pero sobre todo por los que vienen detrás nuestro y han tenido la suerte de vivir toda su vida en Democracia y no conocer el horror de una dictadura”.

“Es más, nos hemos impuesto el deber de dar testimonio, para que ellos no repitan la historia, para que no se desentiendan de su presente y de su futuro”, consignó Carlos Almeida en un claro mensaje a las nuevas generaciones.

“Los sobrevivientes no pasamos factura, no odiamos. Si tenemos la esperanza que quienes no han tenido que atravesar esas épocas, no caigan en la comodidad de creernos porque sí”, testimonió Almeida con precisión.

“Es más fácil creer que pensar. Creer lo que les cuentan los medios que fomentan el olvido y una reconciliación falseada en un discurso que esconde impunidad”, advirtió el periodista, en alusión a los sectores que disipan la veracidad de los hechos durante la dictadura militar.

“Y estas fechas donde todos hablan de derechos humanos, de aniversarios y de marchas, pedimos desde el llano, el reconocimiento a los sobrevivientes. No nos hagan desaparecer de nuevo”, sentenció Carlos Almeida.

De la Redacción de Diario Cafayate