Economía Octubre 14, 2015

Salta economía 2016

Carlos Parodi Ministro de Economía de la Provincia de Salta

Luego de la reunión que convocó al Foro de Intendentes, en el Centro Cívico Grand Bourg, el Ministro de Economía y Finanzas de la Provincia de Salta, Carlos Parodi, explicó que el aumento del 5 por ciento que exigieron los jefes comunales en la coparticipación municipal, no es viable aun, y que deberá discutirse más adelante.

El motivo de la reunión estuvo vinculado a transmitir la expectativa económica hacia 2016, en referencia a la proyección de recursos que, en virtud de la información suministrada por el Gobierno nacional, pronostica para todos los municipios de la provincia un crecimiento del 26 por ciento.

Parodi dijo que a partir de un nuevo gobierno, se podrán abrir posibilidades de financiamiento destinadas a infraestructura, adquisición de bienes e inversiones relacionadas con los sectores productivos. El ministro aseguró que muchos intendentes están preocupados por la situación financiera de sus municipios.

Existen casos en que los intendentes salientes han llevado adelante nuevas designaciones de personal y los futuros no saben con certeza si van a poder afrontar las obligaciones con respecto al pago de salarios. El titular de economía, afirmó que todos los nombramientos están sujetos a revisión y que los mismos pueden ser revocados.

Una vez finalizadas las elecciones, las autoridades que llevan adelante las auditorías en los municipios donde asumen nuevos intendentes, labraron informes sobre la situación general de cada uno y, a partir de la fecha de asunción, desplegarán otras para contrastarlas con las anteriores, con el fin de garantizar una transición tranquila.

El Ministro de Economía declaró que “el Gobierno nacional no tiene voluntad política para ayudar al campo”, en referencia a la situación de emergencia que enfrente el sector del agro salteño e insistió en la postura de que habrá que esperar un nuevo gobierno en alusión a la candidatura presidencial de Daniel Scioli.

El sector de mayor producción de Salta, emitió un pedido de quita de retenciones al Ministerio de Economía de la Provincia, para que éste fuera elevado al de Nación. Sin embargo, desde el gobierno aseguran que el ministro argentino, Axel Kicillof, no atendió la petición y que tampoco figura en la agenda hasta el fin del mandato.

Actualmente, la crisis del agro en la Provincia de Salta plantea un riesgo de pérdida de empleo de 33 mil puestos directos, mientras que otros, dedicados al transporte y comercio, se proyectan de forma indirecta hacia 22 mil fuentes laborales más. Con tales cifras la desocupación podría crecer un 10 por ciento en 18 meses.

De la Redacción de Diario Cafayate