Cultura Febrero 9, 2016

Carnaval y corsos en Cafayate

cafayate carnaval 2016

Del carnaval nació el corso y en el Valle Calchaquí salteño, sin perder de vista el telón de fondo geográfico y humano ni todos los otros integrantes del cuadro folklórico, los antecedentes y orígenes explican un anti todo de su universo histórico.

Desde Domingo Faustino Sarmiento hasta Augusto Raúl Cortazar, “el carnaval en el folklore calchaquí”, adopta una breve exposición sobre la teoría y la práctica del método denominado método “integral”.

El carnaval como fiesta por excelencia, la libertad y el desborde, los aspectos de raigambre mágica, la igualación social y la rememoración de la edad de oro, permiten la primera configuración de Augusto Cortazar, de que el carnaval podría ser una base para elaborar la teoría de la fiesta.

Así lo afirmó el Profesor en Letras, Abogado, Bibliotecario y Doctor en Filosofía y Letras, Augusto Raúl Cortazar en 1949, en su libro: “El carnaval en el Folklore Calchaquí”, uno de las obras más prominentes de la bibliografía salteña.

Por todos esos motivos es que el carnaval y los corsos estuvieron a pleno en Cafayate. No hay nada ni nadie que pueda faltarle o sobrarle. Tiene lógica; Cortazar ayuda a entenderla. Y en la inteligencia emocional de quienes participan se encuentran todas las respuestas.

En el carnaval, el diablo es el actor principal, en el corso la emulación de todas las culturas y, la impostura de la impostura hacia la premiación de lo que no reconoce un parámetro en el comportamiento, des adivina de intenciones.

De la Redacción de Diario Cafayate