Cisneros y Díaz en contra de los trabajadores de la salud

Sergio Cisneros y Ramon Diaz Cafayate y San Carlos diputados

Diputados Salta – Los diputados por Cafayate y San Carlos, Sergio Cisneros y Ramón Díaz, votaron en contra de la realización de test de Covid-19 al personal de salud . Junto a 36 legisladores más, los vallistos rechazaron también la proposición que incluía el pase a planta permanente de los trabajadores sin establidad laboral o con contratos precarios.

La razón por la que los diputados (saenzistas) Cisneros y Díaz votaron en contra del hisopado PCR, obedece a la falta de conocimiento sobre las frágiles condiciones laborales de los maestranzas y profesionales de la salud de sus pueblos.

El proyecto de resolución, que obtuvo 36 votos en contra y 21 a favor, fue presentado por el diputado Claudio Del Plá, quien tras conocer el rechazo se manifestó con firmeza en las redes sociales.

«El saenzismo de espaldas al pueblo, aprueba proyectos por el día del peregrino y por el día del inmigrante italiano; y rechaza nuestro proyecto de testeos masivos y pase a planta a los precarizados en salud», expresó del Plá, en su cuenta de Twitter.


Un medio de comunicación tildó de «sinvergüenzas» a los diputados que votaron en contra del acceso al análisis de detección de coronavirus para enfermeras, maestranzas y médicos


A pesar de la preocupación del personal de salud por el aumento de contagios, los legisladores Cinseros y Díaz no contribuyeron al mejoramiento de la estructura sanitaria del Valle Calchaquí.

Por ello, los maestranzas y profesionales de Cafayate y San Carlos reclamaron, al gobierno de Salta, estar cansados de ser «negreados» y de que sus derechos sean violentados.

«Algunos cobramos $5.000 de sueldo. Somos trabajadores que necesitamos dignificar nuestros salarios; algunos profesionales, otros técnicos y de servicios generales, en definitiva, atendemos la salud de toda la sociedad del Valle Calchaquí», manifestaron enérgicamente desde el personal sanitario de Cafayate y San Carlos.

Gran parte de ese personal (profesional u oficioso), complementa su salario con otras actividades porque los bajos ingresos que reciben de la cartera provincial les impide mantener sus hogares.


En la estructura sanitaria de Cafayate y San Carlos hay personal cuya remuneración oscila entre $3000 y $5000, a pesar de que el salario mínimo vital y móvil es de $16.875


Cisneros y Díaz, junto a sus compañeros de bloque, se excusaron diciendo que el Estado no tiene dinero para sostener económicamente los testeos y el pase a planta permanente. Sin embargo, el gobierno de la Argentina le asignó al de Salta $981 millones para afrontar la pandemia.

«Exigimos al gobernador Sáenz, la regularización de nuestra situación laboral y vamos a profundizar las medidas caso contrario.», advirtieron desde el personal sanitario del Valle Calchaquí.

Por último, los trabajadores de salud pidieron a la sociedad: «sepan que cada vez que visitan el hospital, quien los atiende es un trabajador precarizado con años de estudio y formación».

El educador y cardiocirujano argentino, René Favaloro, dijo: «parece increíble pero acá hay veces que los honestos tienen que dar más explicaciones que los corruptos».

Diario Cafayate