Cultura Septiembre 14, 2019

Clelia Ordoñez desnuda

Clelia Ordoñez

Alegremente erótica, para queer’s , mujeres y varones, Clelia Ordoñez se desnuda para todes. Es una artista que se siente así aun estando vestida y que considera, a ese estado, una representación artística

El erotismo designaba al amor apasionado y la desnudez a la exposición de piel. Clelia se desnudaba caníbal, onanista e incestuosa como Kelly Ordoñez: artista modelo y mujer, de Tafí Viejo, en la provincia de Tucumán

Clelia (la mujer) o Kelly (la artista) cuestionan la moral, bueno y malo, bello y feo, enfermo y sano, y su cuerpo (al desnudo) “socialmente permitido”. Es esa “energía sexual, vital, la que le permite expresar deseos e intereses; la que la inclina al arte y la cultura.

Ordoñez no concluye su licenciatura en psicología y su cerebro viaja desde Freud hasta Foucault. Asegura que “desnudarse es hablar sin palabras” y que “el cuerpo es una fuente inagotable de expresión”.

“Una teta, una nalga o una oreja, son partes del cuerpo que no se circunscribe a ser una simple herramienta para el sexo“, expresa en un artículo periodístico que escribió “hace un tiempo para un revista digital”.

De hecho, sexo deriva de sexus y significa separación. Pero para Clelia impulsa a la vida y al encuentro mediante el lazo social; Kelly se desnuda para eso y no siente que haya zonas del cuerpo que sean censurables.

Apunta a los discursos dominantes que, según ella, viven a la sombra del pudor y se pregunta quién normativiza al cuerpo y en beneficio de quién o quiénes lo hace

Clelia Ordoñez es una romántica poesía erótica que responde a la búsqueda de interacción social, a través de su desnudo que rompe con el orden establecido del cuerpo políticamente dócil y económicamente útil.

Publica en su cuenta de la red social Facebook, o Instagramcomo una modelo sexplotaition del siglo XX, artísticamente responsable y protagonista de desnudos súper originales que enseñan su cuerpo como reproducción del arte.

Clelia Ordoñez desnuda

#DiarioCafayate