Economía Enero 9, 2017

Piden distintivos al gobierno por la ordenanza que prohíbe la entrega de bolsas

mercado municipal de Cafayate

Los comerciantes de Cafayate demandan al Concejo Deliberante y Poder Ejecutivo de Cafayate que, a través de las direcciones de Medio Ambiente y Producción Sustentable y de Bromatología, Higiene y Seguridad, se coloquen carteles que informen a los clientes sobre la ordenanza que prohíbe la entrega de bolsas de polietileno.

Según los responsables de las principales cadenas comerciales, la iniciativa servirá para facilitar la adecuación a la norma por parte de los clientes, ya que la nueva ley tiene como fecha límite el 12 de marzo de 2017, para su entera aplicación.

En los autoservicios, el costo mensual de bolsas de polietileno ronda entre los $12.000 y los $15.000, mientras que en las carnicerías y verdulerías, oscila entre los $7.200 y $ $9.000. En el caso de los almacenes promedia los $3.600 y en el de los kioscos los $1.800.

“Las personas que más tardan en adaptarse son los propios cafayateños. No es por una cuestión de indiferencia hacia el tema de la basura, sino porque en la mayoría de los casos se olvidan de traer sus propias bolsas”, contó un comerciante del Mercado Municipal.

La costumbre de hacer compras en los pueblos es diferente a la de las ciudades. Por lo general en esos lugares existen grandes supermercados que abastecen los sectores de almacén, carnicería, frutería, lácteos, panificadora, perfumería y verdulería.

En el mismo sentido, esas enormes tiendas, que se levantan como hipermercados, cubren los sectores de construcción, electrodomésticos, electrónica, hogar, jardín, iluminación,  mueblería, plomería, recreación y repuestos.

“En una ocasión puse a disposición de los clientes setentaicinco bolsas reutilizables con el nombre y dirección del comercio, para que las llevaran de forma gratuita; la mayoría no las trajo más”, contó un carnicero de la calle Rivadavia.

En Cafayate las personas suelen realizar las compras a diario, únicamente para lo que necesitan, y  se abastecen periódicamente solo de artículos de limpieza, jardinería, iluminación y plaguicidas. En la mayoría de los casos las compras se realizan con dinero de contado.

En Salta las personas suelen realizar compras mensuales, principalmente porque los supermercados e hipermercados se encuentran en zonas estratégicas y porque brindan líneas de financiación a través del pago con tarjetas de crédito.

“No va a ser fácil acostumbrar al vecino a que traiga su bolsa; mucho menos cuando realiza alguna compra ´a la pasada´. Lo cierto es que los clientes se van insatisfechos si les negamos su bolsita, que de por sí les resulta necesaria”, analizó un comerciante de barrio Los Paraísos.

Si bien más de una veintena de comerciantes cafayateños se mostraron a favor de la ordenanza que prohíbe la entrega de bolsas de polietileno, surgieron a las autoridades que colaboren en la confección de carteles sellados y firmados que recuerden a los clientes su obligación.

“Para nosotros el único remedio que nos queda es cobrar las bolsas cerradas a precio de góndola, ya que tengo entendido que las mismas no se podrán vendar fraccionadas. No es lo mejor, estaríamos contaminando lo mismo”, explicó una almacenero de la calle Catamarca.

De la Redacción de Diario Cafayate