Cultura Septiembre 12, 2016

Coqui Lamas Rivero profundizó el análisis de la elección de la reina provincial de Cafayate

Miriam Lamas Rivero docente directora Cafayate

La directora y profesora del Colegio 5096, Miriam “Coqui” Lamas Rivero, vinculó a la Escuela, los docentes y alumnos, con la elección de la Reina de los Estudiantes, en un perfecto estudio que permitió la apreciación de la conducta de las personas frente a los hechos sociales.

Dentro del marco del concepto educativo, Lamas Rivero explicó que lo que se distingue en la elección de la reina,  es a una representante de los estudiantes secundarios que tenga el carisma suficiente para representarlos con su belleza integral.

La directora agregó que las jóvenes no sólo representan un estereotipo de belleza, ya que en la evaluación del jurado se aprecian valores importantes para la integralidad de la persona, tales como su formación humanística personal, individual y desenvolvimiento.

“No estamos hablando de una figura decorativa. Se busca a una mujer que represente a sus compañeros desde la formación que brinda la familia, como educadora básica y fundamental, y la  que brinda la escuela como formadora académica”, expresó Miriam Lamas Rivero.

La profesora reveló que asistir a la escuela secundaria abarca el aprendizaje del conocimiento científico real, junto con aprendizaje social, para que en ambos casos las personas puedan desempeñarse adecuadamente en todos los ámbitos.

“La escuela secundaria se torna como una etapa infranqueable para los estudios superiores, aunque debemos tener en cuenta que para quienes no tienen la expectativa de continuar, la escuela debe darle esos valores”, enunció la directora.

“Aquí debemos reflexionar muchísimo como sociedad, hasta qué punto esperamos cosas de la escuela que no específicamente son su función, porque la familia educa y la escuela forma”, agregó la profesora Lamas Rivero.

La directora del Colegio 5096, ex Escuela Normal de Cafayate, Miriam “Coqui” Lamas Rivero, descubrió la mecánica que tiene el proceso de elección de una reina, desde el aula, la escuela, el departamento, la provincia y la nación.

La docente dijo que entre compañeros proponen a la chichas, que son ellas quienes deciden si participan y que sobre las que aceptan se realiza un proceso de elección, con voto cantado, que luego de concluir participa a las familias para buscar la autorización definitiva.

“Recordemos que hay un reglamento. Las candidatas tienen que cumplir requisitos establecidos, siempre en coherencia con la Fiesta Nacional de los Estudiantes y participar de actividades creativas y simultáneas”, dijo la profesora Lamas Rivero.

Este año la elección ha recaído en María Alauie, alumna del nivel secundario del Colegio 5096 de Cafayate, sin excepción ni favoritismos, valorada por su belleza física y personal y su integralidad y forma de relacionarse con las personas.

“María ha integrado el año pasado el grupo de veinte parlamentarios juveniles del MERCOSUR (Mercado Común del Sur); siempre ha estado trabajando y expresando su opinión en nombre de los compañeros”, ilustró Miriam Lamas.

“Nosotros hemos estado trabajando en los últimos seis años con Parlamento Juvenil del MERCOSUR, con debate de delegados, que tienen una participación democrática importante; todos esos valores son los que tratamos de formar dentro de la escuela”, agregó.

La profesora Coqui Lamas dijo que quienes conocen a María (Alauie) y la han visto crecer, deben coincidir en que es una persona íntegramente bella y que, siendo ella la reina de la Escuela Normal, obviamente estaban deseosos de que ganase cada instancia de la elección.

“Más allá de que la primera reina provincial sea de la Escuela Normal, creo que el gran orgullo es de María y de su familia, porque es lo que hemos visto: una reina. Y la reacción popular que ha tenido Cafayate de recibirla no es otra cosa”, dijo emocionada Lamas Rivero.

La profesora aseguró que María ha disfrutado muchísimo de la elección y que ella misma lo aseguró en varias ocasiones, tanto en las instancias, escolar como departamental, más allá del resultado, el objetivo era pasarla bien.

Para la directora lo más destacable es la creación de un hito; el antes y el después, que si bien y según su construcción puede cambiar o no significativamente la vida de una persona, ella se siente feliz y por tal motivo son muchos más los que se sienten felices.

“Yo destaco el homenaje del pueblo; la convocatoria; que todas la reinas de todas las escuelas de Cafayate compartieron, alentaron y recibieron a María; los alumnos, la secretaría de gobierno, el concejo deliberante, la municipalidad”…

El análisis de la profesora Lamas Rivero alude al agradecimiento de María hacia su pueblo, cuando destaca el abrazo emocional necesario que tiene que llegar siempre hacia la juventud en este momento de la historia, que señala como particular, en comparación a los anteriores.

“Que lindo sería que nuestros jóvenes empiecen a mostrarse, como genuinos que son, precisamente para que sean valorados. Esa es una cuestión en la que estamos trabajando con muchas dificultades”, observó la directora.

“El momento socioeconómico impide muchas veces la relación interpersonal en las casas, no porque la gente no puede, sino porque tiene que sostener el hogar. Pero nuestra juventud necesita eso; el abrazo”, finalizó.

La directora y profesora del Colegio 5096, Miriam “Coqui” Lamas Rivero, se explayó en la primera entrevista que brindó al noticiero central de Radio Impacto Cafayate, y abracó los vínculos que estrechan las instituciones familiar y escolar.

Las frases más importantes

“De mis peores momentos personales me han sacado a flote los chicos, no porque les haya contado, sino por su chispa y su modo de ser”.

“Yo aprendo todo los días, todo el tiempo; es una obligación. Los chicos se sorprendían cuando les decía cosas como ´dale, dale que se te escapa el pokemon”.

“Tenemos que acompañarlos, porque nuestros estudiantes de hoy no son ni remotamente parecidos a lo que hemos sido nosotros”.

“Hoy nos toca una circunstancia que nos hace reflexionar sobre el valor de la belleza integral, de estar representados por una niña, que nos permita saber porque está pasando”.

De la Redacción de Diario Cafayate