Política Junio 17, 2015

La CCC Cafayateña

Corriente Clasista Combativa Cafayate

Una nueva agrupación que pretende trabajar dentro de todas las centrales, ha hecho pie en Cafayate. Al menos dos años la separan de la actualidad de su constitución, que comienza como una reglamentaria de trabajo y pensamiento y se sostiene en la Corriente Clasista y Combativa Cafayateña (CCCC).

Pablo Galarce comenzó a agitar las banderas de una izquierda que no era visible en Cafayate, pero que traspasaba su fuerza desde la capital de Salta. Entonces, fueron sumándose unas y otros, hasta conformar la mesa chica.

Elvira Ramos, Mariela Cata, Natalia Ramos, Roque Aguirre, Guillermo Mena, Hernán Diaz, Natalia Renfijes y Judith Viveros, son junto a Galarce la tracción de la nueva conciencia cooperativa que abarca los departamentos de Cafayate y San Carlos.

La primera misión de la CCCC es fomentar, a través de la participación ciudadana, la cooperación para crear grupos de trabajo en todas las áreas inherentes a las necesidades primarias que tiene Cafayate.

Actualmente, la mesa de los diez delegados principales, actúa como coordinadora para sumar adhesiones extra partidarias y con el único objetivo de fortalecer a la sociedad y evitar la dependencia que generan algunas políticas de dirección vertical.

La Corriente Cafayateña ha logrado instalar un debate ante las urgencias que demandan medidas inmediatas frente a la precarización laboral, crisis habitacional, salud, educación y otros como inflación y recesión.

Dos años de conquistas

Mientras la política conservadora despreciaba a la corriente de izquierda y propugnaba sus intereses a través de las campañas políticas, la CCCC, logró inscribir a 720 beneficiarios de los Planes PEC y ejecutar más de 240.

Además, obtuvo en la localidad de San Carlos, una importante donación que se proyecta hacia la construcción de 80 viviendas y la conformación de un ciclo de talleres y cursos, para generar empleo sobre las obras futuras.

De la Redacción de Diario Cafayate