Deportes Noviembre 10, 2016

Crece el Cafayate Rugby Club

Alejandro Llanes Cafayate Rugby Club

El entrenador e instructor del CRC (Cafayate Rugby Club), Alejandro Llanes, aseguró que están atravesando un crecimiento positivo y que han logrado integrar un equipo femenino, por primera vez en doce años.

Llanes se refirió también a la participación de las distintas divisiones del club y mencionó que, si bien no están participando en campeonatos, se desempeñaron en torneos en los que lograron subir al podio en todas las ocasiones.

“En Salta salimos segundos y en San José ganamos el Seven y el M 15. Los muchachos dejaron todo lo que se les enseñó y lo supieron aplicar muy bien dentro y fuera de la cancha”, afirmó el entrenador e instructor.

El crecimiento exponencial del club ha llevado a la inclusión de nueve mujeres, para integrar el primer equipo femenino, que despertó el interés de una instructora de la Localidad de Santa María, de la Provincia de Catamarca, quien se sumó a los entrenamientos en Cafayate.

“En doce años que tengo en el club nunca fue una mujer a entrenar con nosotros; es la primera vez que me toca y tenemos que dedicar mucho tiempo al acostumbramiento porque es el mismo juego y son las mismas reglas”, contó Alejando Llanes.

La organización del CRC se ha consolidado, busca sede propia y cuenta con el apoyo de Marcos Veliz, presidente, Juan Prates, tesorero, Manuel Mur, asistente, Agustín Lara, entrenador y Alejandro Llanes instructor y tutor.

El concepto de juego ha dejado atrás el antiguo hábito del roce, contacto y golpe y se ha sustituido por el del pase y movimiento. El éxito se ha logrado a través de la fluidez y la búsqueda del fondo para alcanzar la línea de goal.

“Me puse en mente que no me interesa quien haga el Try porque este es un solo equipo, necesito que la pelota circule y que llegue a todos, aunque reconozco que en el juego colectivo hay quienes tienen más movilidad y desempeño”, explicó el entrenador e instructor.

“Construimos una teoría básica, con técnica, cruce, diálogo. Yo les pido a los jugadores que si los han tacleado dejen la pelota en posición y no la tiren, porque resulta dificultoso recuperarla”, agregó Llanes.

En los últimos años el scrum fue modificando su movimiento en cuanto a la formación para evitar lesiones. En la actualidad se mide, se entra y recién cuando la pelota está en el centro comienza el forcejeo. En el caso del tacle se penalizó el ascensor, que levantaba al jugador hasta hacerlo caer.

Para los formadores del CRC el liderazgo del grupo debe ejercerlo quien tenga mayor capacidad y responsabilidad para asistir a todos los compañeros, independientemente de cual sea su rendimiento deportivo.

Otro de los quiebres que tuvo el club se debió al ingreso de Agustín Lara, quién adaptó una mejor organización en torno a la asistencia a los entrenamientos y partidos, y valoró el interés por el juego antes que por el resultado.

“Hace una semana tuvimos una conversación con Agustín (Lara) y me dijo que no debemos olvidar que somos tutores, padres y amigos, porque cuando los chicos vienen a la cancha nos cuentan sus problemas, sus inquietudes”, confió Alejandro Llanes.

“Algunos no tienen todo lo que necesitan, nosotros tratamos de solucionarles lo que está a nuestro alcance. La sociedad les informa mal cuando les hace creer que este es un deporte elitista. No se deben auto discriminar”, aconsejó.

El CRC ha trascendido sus propias fronteras y colocado jugadores en equipos de otras provincias. Incluso, Alejo Pluchinsky integra el seleccionado salteño y es convocado por el Tigres Rugby Club de la Localidad de San Lorenzo.

Uno más de los exponentes es Martín Nicolás Di Bella, quién se consagró campeón de la medalla de oro, en las Olimpiadas de la Universidad Nacional de Córdoba, y que se formó desde chico en el Cafayate Rugby Club.

“Quiero dar gracias a los padres que se arrimaron más al club y dar la bienvenida a quienes se quieran unir, para que se acerquen, hombre y mujeres; a los pueblos de San Carlos y Animana, porque van a aprender algo buenísimo”, concluyó el entrenador e instructor, Alejandro Llanes.

De la Redacción de Diario Cafayate