Política Mayo 21, 2015

Urutbey y Cristina

Fernández De Pedro Kirchner Urtubey

El actual gobernador de la Provincia de Salta, re reelecto en las elecciones del 17 de mayo de 2015, por más del 50 por ciento de los votos, encontró un cómodo lugar cerca de la Presidente, Cristina Fernández, y su gabinete. Estuvo presente en el acto inaugural del Sitio de la Memoria en la ex ESMA, junto a Máximo Kirchner y Eduardo de Pedro y Aníbal Fernández.

Los resultados de la elección colocan a Urtubey en un lugar de privilegio dentro del esquema kirchnerista actual. Aclaró que su prioridad es gobernar la Provincia de Salta desde el Frente para la Victoria y aspirar a una candidatura para presidente de la República Argentina, en 2019. Descartó la teoría del doble comando: “Randazzo al gobierno, Cristina al poder”.

En el armado de las estructuras para las elecciones presidenciales 2015, se habló de Urtubey vice de Daniel Scioli o Florencio Randazzo. Hasta el momento la teoría está descartada. Pero, el kirchnerismo no admite fin de ciclo ni cambio de modelo. Es por eso que trabaja a largo plazo y 2019 es una fecha cómoda para cualquier candidato que obedezca los designios de la conducción.

Luego de la victoria en Salta, la amplia recorrida que realizó Juan Manuel Urtubey por los diferentes medios de comunicación, partidarios y disidentes al gobierno oficial, logró demostrar que, al menos en la actualidad, comienza a formarse la idea de un liderazgo que acompañe la continuidad del modelo de Cristina Fernández.

Las frases y los acercamientos no condicionan la política: temas que el propio gobernador evidenció como carencias, la foto con Scioli, el abrazo a Macri y la falta de simpatía por Massa, evidencian la convicción de Urtubey y a la vez la permeabilidad para aquellos que deban forjar acuerdos para el entramado de la política nacional que aparca en la provincial.

“Urutbey no quiere ser segundo”, confió un miembro del Partido Renovador de Salta. “No tiene por qué serlo; recuerdo cuando decían que Macri, por ser del Distrito Federal, no tenía estructura y sin embargo, condicionó al electorado salteño; más bien se brindó como una alternativa al peronismo”, finalizó el militante del PRS.

El kirchnerismo augura que de darse la continuidad, con apoyo de La Cámpora, los próximos cuatro años servirán para formar líderes, engrosar una militancia mayormente participativa y rediseñar las políticas de estado. Además, buscan la militancia en el interior de la provincias para generar el fortalecimiento en todo el país.

De la Redacción de Diario Cafayate