Política Marzo 19, 2015

Cuánto gana tu intendente

intendentes de salta cuanto gana 2015

Su sueldo neto puede variar entre los $ 13.000 y $ 26.000 dependiendo del Departamento al que pertenezcan. A fin de cuentas el promedio general es de $ 19.500 de bolsillo. Los salarios de los intendentes tienen piso pero no techo. Los datos se publican, generalmente, con dos años de antigüedad. Y la vía para obtener esa información es de difícil acceso.

Sin embargo, lo que incomoda a la sociedad civil de los funcionarios públicos y aquellos que ejercen, además, cargos políticos, es la disparidad y el uso discrecional de fondos para obtener beneficios, que los colocan en una posición de privilegio. Los empleados como el Ejecutivo y resto del gabinete obtienen gastos de representatividad y otros reservados.

El intendente de Cafayate, Fernando Almeda, tiene más privilegios que el médico del hospital, el docente de una escuela y hasta un discapacitado. Sin embargo, en promedio cobra dos veces más que un médico, casi cuatro veces más que un docente y el cálculo para una persona con capacidades diferentes, puede quintuplicarse.

Entre los integrantes del concejo deliberante y el ejecutivo municipal de Cafayate, se invierten por año $ 1.254.500 en sueldos. Este cálculo deja afuera al gabinete completo. La cifra se aproxima al salario neto que cobra toda la planta municipal, mensualmente. Pero que se reparte entre 146 personas que trabajan como empleados, a contraste de un intendente y siete concejales.

Si bien los sueldos de los concejales y el ejecutivo, son acordes a las expectativas que plantea la República Argentina, evidencian la disparidad entre unos y otros. La brecha entre aquellos que ocupan cargos relacionados con los poderes y la administración pública es cada vez mayor en contraste con el resto que comprende en conjunto, la sociedad civil.

Políticas de Estado

En ocasiones se ha dado tratamiento a leyes que acompañan políticas de estado que equiparan composiciones salariales para los sectores privados, aunque las negociaciones por paritarias que conllevan año a año la intervención del Ministerio de Trabajo, los sindicatos y las patronales, evidencian que los poderes en la República Argentina representan sectores de privilegio.

De la Redacción de Diario Cafayate