Sociedad Diciembre 15, 2014

Intoxicación en el Juzgado

intoxicado con deltametrina en el juzgado de cafayate

Luego de que una Empresa salteña de fumigaciones realizara trabajos en el Juzgado I° de Cafayate, durante el fin de semana, empleados que se encontraban en el edificio debieron ser atendidos por el Sistema de Emergencias del Hospital Nuestra Señora del Rosario.

En total fueron cuatro los intoxicados que debieron recibir oxígeno en el centro de salud, tras haber aspirado deltametrina, un potente tóxico que aún continuaba mezclado en el ambiente del edificio del Poder Judicial.

Casa Masel es una empresa salteña encargada en ingeniera en control de plagas que brinda servicios en edificios, comercios y hoteles de Cafayate y la Provincia. Aun no pudieron establecerse las razones de la intoxicación, aunque descartaron responsabilidad por parte de la firma.

Toxicidad

La deltametrina está clasificada como moderadamente tóxica por la Organización Mundial de la Salud. Los formulados comerciales están clasificados normalmente como nocivo o no clasificado, según la concentración.

El mayor riesgo que se puede producir es por ingestión, mientras que, debido a su baja volatilidad, la inhalación del principio activo es difícil. En la piel puede provocar irritación pasajera. El envenenamiento por deltametrín puede provocar fuertes dolores abdominales, convulsiones, vómito y pérdida de conocimiento, La inhalación por aerosoles provoca vértigo, cefalea y tos.

Debe ser aplicado siguiendo las instrucciones que acompañan a los envases. En caso de no hacerlo se corre el riesgo de intoxicación o envenenamiento. Dado que la deltametrina es una neurotoxina, ataca el sistema nervioso.

No tiene antídotos, y los tratamientos deben ser sintomáticos. Con el tiempo el deltametrín es metabolizado con una rápida pérdida de toxicidad y se elimina del cuerpo. En caso de intoxicación conviene contactar con un centro de toxicología especializado.

De la Redacción de Diario Cafayate