Política Abril 21, 2016

En Cafayate el FPV se debilita y el PJ se fortalece

Juventud Peronista Cafayate

El alejamiento en el bloque de diputados y senadores nacionales y provinciales del FPV (Frente para la Victoria) continúa acrecentándose y el acercamiento al PJ (Partido Justicialista) fortalece su reconstrucción política. En Cafayate también comenzó un viraje, aunque con internas.

La posibilidad de una nueva generación de la JP (Juventud Peronista) y la falta de confianza tras el fracaso de la fórmula presidencial, Scioli Zaninni, deja a la vista una fisura entre los distintos sectores del justicialismo de Cafayate aunque la pelea carece de una naturaleza electoralista.

La formulación de listas de candidatos para las elecciones legislativas de 2017, a nivel nacional, provincial y municipal, no ocupa lugar en la agenda de la JP de Cafayate que pretende una arquitectura del peronismo proyectada a cuatro y ocho años.

Sin embargo, las fuerzas que lideran Ariel Barroso, Salvador Chaile y Miguel Dioli, tienen las misas distorsiones. El primero no admite coaliciones, el segundo persigue dogmatismos y el tercero define por la continuidad.

Mientras el peronismo de Cafayate despilfarra tiempo valioso, la JP continúa reuniéndose alejada de los tres núcleos duros y  mide con una vara fina las actitudes que tienen desde el PJ Salta y La Kolina, pertenecientes al oficialismo provincial y municipal.

La JP Cafayate asegura una correcta interpretación del peronismo, con base en la justicia social, y seria preocupación por las circunstancias actuales y las consecuencias futuras, con respecto a la situación social económica por la que atraviesa el país, la provincia y el municipio.

Una fuente reservada aclaró que “la vieja conducción debe comprender que la nueva dirección no es un puñado de pegatineros, y que está decidida a dar una batalla horizontal y vertical para reorganizar al peronismo”.

Para la JP de Cafayate es un hecho que durante las últimas elecciones nacionales, provinciales y municipales, se persiguieron únicamente intereses electoralistas y que se dejó de lado la política que debe asegurar el desarrollo social.

Los jóvenes peronistas, cada vez más organizados, reúnen a más de una veintena de líderes. Se identifican con La Cámpora, Movimiento Evita, Unidos y Organizados y La Néstor Kirchner, aunque todos se reconocen en el Partido Justicialista como matriz para la funcionalización.

Desde el nuevo sector prefirieron el silencio pero las especulaciones surgieron como parte del debate. Es decir que ante la falta de confianza, estarían dispuestos a seguir sin romper filas y con la posibilidad de fortalecer un espacio propio, casi impenetrable.

La ruptura en Nación, Provincia y Municipio dejó fuertes repercusiones. Hay un mensaje para Cristina Fernández de Kirchner, Juan Manuel Urtubey y Fernando Almeda y una mala señal para Barros, Chaile y Dioli.

“Creemos que Cristina Fernández no va a regresar de la forma que esperamos; Juan Urtubey está relegando su último mandato con aspiraciones presidenciales y la candidatura a senador por parte de Fernando Almeda es un hecho”, confió la misma fuente con reserva de identidad.

De la Redacción de Diario Cafayate