Economía Abril 10, 2016

La DGR pegó en Cafayate

DGR en Cafayate controla hoteles y comercios turísticos

Durante la última semana se llevaron a cabo más de cincuenta operativos y nueve clausuras en locales turísticos de Cafayate, por parte de la DGR (Dirección General de Rentas) de la Provincia de Salta, en la que se exigieron normativas tributarias, facturación y homologación.

Los procedimientos e inspecciones en los alojamientos turísticos de Cafayate, por parte de la DGR Salta, contaron con el apoyo del Departamento de Fiscalización del Ministerio de Cultura y Turismo de la provincia.

Los cincuenta y tres establecimientos inspeccionados se encontraban individualizados en procedimientos anteriores y sólo nueve incumplieron en algunas de las normativas burocráticas exigidas por los funcionarios de la DGR.

Inspectores de la DGR Salta manifestaron que la irregularidad más frecuente que encontraron, entre todos los locales turísticos de Cafayate, fue la falta de documentación tributaria o correcta adecuación a las normas impositivas.

Los funcionarios que responden al gobierno de Salta argumentaron que los operativos de control se realizan en todo el territorio de la provincia con el objetivo de fortalecer el desarrollo de la cultura tributaria.

Paralelamente, el Departamento de Fiscalización del Ministerio de Cultura y Turismo aseguró que otro de los objetivos que persigue el gobierno es el de promover la competencia y bregar por el cumplimiento de la normativa vigente.

Durante la última inspección de Rentas y Cultura y Turismo de Salta, hubo pronunciamiento y denuncia por parte de propietarios de locales turísticos, quienes manifestaron preocupación tras advertir actitudes persecutorias por parte de los funcionarios.

“La provincia le pide a Cafayate pero no le devuelve; aportamos toda nuestra riqueza; el trabajo de la temporada alta y baja y sin embargo los cafayateños y los turistas no tenemos retorno, faltan cosas básicas”, dijo la dueña de un petit hotel.

Ante las inspecciones, los empresarios turísticos coincidieron que Salta (por el gobierno central y sus organismos) no colabora con Cafayate y que tampoco considera las demandas reales que implica una ciudad turística.

“Le venden al resto del país y del mundo una publicidad de Cafayate que se la cobran en Salta. Creo que es tiempo de enviarle un mensaje a los burócratas en la capital de la provincia que sólo entienden de promoción y propaganda”, explicó una operadora turística.

Según los sectores afines al turismo de Cafayate, las inspecciones que estaría llevando adelante la Dirección General de Rentas de Salta no responderían a procesos y métodos habituales de control por parte del organismo del Estado y sí aparentarían tener un carácter discrecional.

De la Redacción de Diario Cafayate