Cultura abril 18, 2017

Cafayate conmemoró el Día de los Pueblos Originarios

dia de los pueblos originarios en Cafayate

Desde la Municipalidad de Cafayate se llevó a cabo el Día de los Pueblos Originarios, con actividades que iniciaron el 19 de abril. Participaron integrantes de comunidades americanas originarias junto a la Dirección de Cultura, en la plaza central.

La jornada comenzó con una ofrenda a la Pachamama y continuó con la exhibición de artesanías que se produjeron en el momento, a modo de demostración. Para ello se montó una feria y un espacio para la degustación de comidas y bebidas tradicionales.

La comunidad americana de Jasimaná conmemoró el acto en la Plaza 20 de Febrero de Cafayate, en la que se rindió culto a la diosa totémica, representada por el planeta tierra, y a la que se brindan presentes a modo de ofrenda.

El artista plástico, César Argañaraz, dibujó y pintó en un lienzo la figura de uno de los caciques americanos más importantes de la región; Juan Calchaquí, héroe y líder de la resistencia hacia los pueblos de Europa durante la colonización.

El profesor de Historia, Literatura y Lengua Castellana, Carlos Nelson Vega, narró un importante documento histórico que dio cuenta sobre la introducción del Día de los Pueblos Originarios, y la importancia de la desambiguación del término “indio”, para definir a los americanos.

La directora de Cultura de la Municipalidad de Cafayate, Isabel Torres, consideró que la conmemoración de los pueblos originarios no debe pasar inadvertida,  en especial por aquellos que aman la ilustración de la sabiduría americana.

“Es la oportunidad de hacer presencia como ciudadanos, desde cualquier lugar donde estemos, para reivindicar nuestros derechos e identidad. Tenemos un origen, procedemos de nuestros antepasados”, expresó la titular de Cultura.

“Un pueblo sin identidad no tiene cultura y para ello debemos aceptarnos y no avergonzarnos de lo que somos. Conocer más sobre lo nuestro para defenderlo y preservarlo como valioso patrimonio”, finalizó Isabel Torres.

Convención de Pátzcuaro – Michoacán – Méjico

En el Primer Congreso Indigenista Interamericano para una Conferencia Interamericana Indigenista, que se llevó a cabo en Pátzcuaro, ciudad del estado mejicano de Michoacán, el 19 de abril de 1940, se establecieron los términos para su creación.

Los Gobiernos de las Repúblicas Americanas, animados por el deseo de crear instrumentos eficaces de colaboración para la resolución de sus problemas comunes, y reconociendo que el problema indígena que atañe a toda América; que conviene dilucidarlo y resolverlo y que presenta en muchos países americanos, modalidades semejantes y comparables; reconociendo, además, que es conveniente aclarar, estimular y coordinar la política indigenista de los diversos países, entendida ésta como conjunto de desiderata, de normas y de medidas que deben aplicarse de manera integral la vida de los grupos indígenas de América y considerando que la creación de un Instituto Indigenista Interamericano fue recomendada para su estudio la Octava Conferencia Internacional Americana reunida en Lima, en 1938, en una Resolución que dice: “Que el Congreso Continental de Indigenista estudie la conveniencia de establecer un Instituto Indianista Interamericano y, en su caso, fije los términos de su organización y de los pasos necesarios para su instalación y funcionamiento inmediatos”, y considerando que el Primer Congreso Indigenista Interamericano celebrado en Pátzcuaro, en abril de 1940 aprobó la creación del Instituto, y propuso la celebración de una Convención al respecto.

Han resuelto resolver la presente Convención que será firmada como lo dispone el Artículo XVI de la misma, para dar forma a tales recomendaciones y propósitos, y para el efecto, han convenido lo siguiente:

Los Gobiernos contratantes acuerdan elucidar los problemas que afectan a los núcleos indígenas en sus respectivas jurisdicciones, y cooperar entre sí sobre la base del respeto muto de los derechos inherentes a su completa independencia para la resolución del problema indígena en América, por medio de reuniones periódicas, de un Instituto Indigenista Interamericano, y de Institutos Indigenistas Nacionales, cuya organización y funciones serán regidas por la presente Convención, en los términos establecidos.

De la Redacción de Diario Cafayate