Cultura Septiembre 11, 2016

Día del Maestro por Cafayate

Colegio de María Cafayate

El fallecimiento del docente argentino, Domingo Faustino Sarmiento, abrió en el calendario de la historia del continente América, la fecha por la que se conmemora el Día del Maestro cada 11 de septiembre y que la República Argentina conserva tradicionalmente.

Cafayate posee una rica historia con base educativa ya que, antes de la creación del Departamento, existía la enseñanza a domicilio, hasta que en 1864 se fundaron las escuelas públicas a cargo de la Municipalidad.

Una de los primeros establecimientos educativos públicos en surgir fue la Escuela Doctor Facundo de Zuviría, que en el siglo XIX fue encargada al docente José Arnau y que luego quedó bajo la responsabilidad de la maestra normal, Juana Hernández.

La ex Escuela Normal de Cafayate fue fundada en 1965, convirtiéndose en una de las más destacadas, y que en los inicios del siglo XX comienza a adquirir la funcionalidad de un instituto, colegio y academia, con cuatro niveles educativos.

Los historiógrafos interesados en la cultura de Cafayate, aseguran que la segunda escuela pública fundada en el Departamento fue, la General Gregorio Vélez, en el Siglo XX, a cargo de la maestra Úrsula de Ulibarri.

La tercera en surgir fue la Escuela de Manualidades y Artesanías, originaria de la iniciativa de Rosa Argentina Gil de Nanni, que luego sería cedida al Concejo de Educación y que más tarde se concretaría como Escuela Técnica.

Hacia fines del siglo XX se funda la Escuela Monseñor Diego Gutiérrez Pedraza, íntegramente de enseñanza técnica, y dirigida por Walter Ricardo Rasla, que recibe su nombre en homenaje al primer Obispo de la Prelatura de Cafayate.

El gobierno argentino impulsó, hacia mediados del siglo XX, la creación de la Escuela 17 de octubre, que funcionará años más tarde bajo el nombre de Escuela Nocturna Doctor Mariano Moreno, hasta la actualidad.

Cafayate crece en población y es entonces que se inician trámites para la creación de una nueva institución educativa, dándose entonces la Escuela Doctor Nicolás Avellaneda, que obtendría su propio edificio por medio de la intervención del gobierno provincial.

Surge también la Escuela Albergue San Agustín, llamándose a la vez, “El Divisadero”, por sus altos cerros y quebradas. Construida en una vivienda cedida por José Condorí, a su primera maestra y directora, Haydee de Molina.

La experiencia educativa de Cafayate continúa enriqueciéndose con el tiempo y logra la fundación del Bachillerato Laboral, luego Centro Tecnológico de Capacitación Agropecuaria, y finalmente Escuela Agro técnica N° 5043.

Hacia finales del siglo XX se crea la Escuela Especial Virgen del Rosario, que atiende a alumnos con capacidades diferentes, bajo la dirección de Ruth Leonor Daruich, extendiendo sus servicios hacia los de toda la comunidad del Valle Calchaquí, siendo pionera en la región.

El Colegio de María, creado para la enseñanza femenina, fue pionero en el Departamento y dio paso a la creación del Colegio Nuestra Señora de Pentecostés, primero del siglo XXI, y único confesional en la región.

En el nuevo siglo se crean y perfeccionan más instituciones educativas, tales como el Centro de Capacitación Laboral, Instituto de Tecnicatura Superior de Viticultura y Enología, Taller de Cerámica de Cafayate y la Escuela Provincial de Música y Danzas Tradicionales Argentinas.

Uno de los hitos en la historia de la educación académica en Cafayate, fue la creación de la sede de la Universidad Nacional de Salta, en el siglo XXI, que inauguró las carreras relacionadas con el turismo, la vitivinicultura y energía solar.

De la Redacción de Diario Cafayate