Economía Septiembre 4, 2015

El informe de FUNDARA que incomoda a Costello

Eduardo Costello Ministro de Trabajo Salta

Esta semana se difundió un estudio sobre el desempleo juvenil que evidencia el liderazgo de Salta en la región y a nivel país. El informe autorizado por la presidente de la Fundación para el Análisis y la Reflexión de la Argentina, Bettina Romero, incomodó al Ministro de Trabajo, Eduardo Costello, quién negó las cifras, aunque en contradicción con Juan Manuel Urtubey.

El estudio precisa un 8,4% de desempleo juvenil en Salta y argumenta que la razón fundamental se halla en la precariedad de los puestos de trabajo, considerando desde la informalidad, a los empleados que no realizan aportes jubilatorios. La cantidad de trabajadores en negro, representa en la Provincia el 42,5%; en el total del país, alcanza el 31,9%.

Sin embargo, el ministro Costello cuestionó las mediciones y dijo que la Provincia maneja un 5,7% en relación al mismo estudio, aunque no pudo argumentar por qué. El propio Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), que responde al gobierno oficial, concuerda con el informe de FUNDARA. Para el funcionario, las medicines nacionales son distintas a las provinciales.

“En la Secretaría de Trabajo tenemos parámetros propios de medición, a partir de las inspecciones laborales que realizamos a personas que están en su lugar de trabajo en relación de dependencia y a nosotros nos da muy distinto el número”, manifestó Eduardo Costello. Pero, el funcionario omite la medición en cuanto a los informales, según sus declaraciones.

Lo cierto es que cada vez que FUNDARA o el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina, emiten un informe, siempre es desmentido por los organismos oficiales. Ambas instituciones aclararon que parte del descrédito, se basa en la visión partidista de algunos funcionarios oficiales que no logran interpretar que los estudios no tienen ese enfoque.

De hecho, el propio gobernador de la Provincia de Salta, Juan Manuel Urtubey, afiliado al Frente para la Victoria, aseguró durante una entrevista, que según el censo 2010, el noroeste argentino es 50 por ciento más pobre que el resto del país, en una clara alusión a la precarización laboral y vulnerabilidad social.

La presidente de FUNDARA, Bettina Romero, fue una de la primeras especialistas en instalar el debate acerca de las necesidades básicas insatisfechas (NBI), y a partir de entonces, el panorama de discusión, sobre la pobreza comenzó a tomar un nuevo parámetro e indicador para las mediciones acerca de la realidad socio económica de la República Argentina.

De la Redacción de Diario Cafayate