Sociedad Septiembre 23, 2015

El Papa Francisco en la Casa Blanca de Estados Unidos

Papa Francisco I durante su discurso en la Casa Blanca

En el primer acto oficial de su histórica visita a los Estados Unidos, el papa Francisco visitó, esta mañana, la Casa Blanca en Washington. El Papa fue saludado con trompetas. El presidente Barack Obama y su esposa Michelle saludaron al Pontífice y a continuación el Papa y el presidente norteamericano subieron a un estrado para dirigir unas palabras.

Después que la banda militar interpretaba primero el himno del Vaticano y a continuación el de los Estados Unidos, el presidente Barack Obama dio la bienvenida al Santo Padre en nombre del pueblo norteamericano. “Es un honor para Michelle y para mí darle la bienvenida a la Casa Blanca”, dijo el presidente norteamericano y señaló que “hoy es un día de muchos primeros pasos: Es la primera vez que recibimos a un Papa nacido en América, en su primera visita a los Estados Unidos y es el primer Papa en compartir con nosotros aquí en Norteamérica una encíclica”.

“El suyo es un viaje de amor y esperanza”

El presidente Obama resaltó que además de representar a los miles de sacerdotes y comunidades católicas que en todo el mundo trabajan alimentando, educando y luchando contra la pobreza y la exclusión el papa Francisco tiene virtudes “singulares como persona: su humildad, la simpleza de su hablar, sus gestos y sus acciones son un ejemplo viviente de las enseñanzas de Jesús”.

“El suyo es un viaje de amor y esperanza” ya que “usted nos ayuda a despertar nuestras conciencias por un mundo más justo y más libre” y “nos recuerda los costos de la guerra y nos exhorta a buscar la paz”, señaló Obama.

Después de agradecer al Pontífice su colaboración en ayudar a mejorar las relaciones entre los Estados Unidos y Cuba, resaltó su mensaje “apasionado a solucionar los conflictos bélicos, en todo el mundo, por medios pacíficos y diplomáticos”.

El presidente norteamericano destacó el aprecio que en los Estados Unidos tienen por la libertad religiosa y lamentó que en estos momentos hay muchos cristianos en el mundo que están siendo impedidos de profesar su fe y son perseguidos y se destruyen sus templos y lugares de oración. “Estamos con usted en resistir a estas intimidaciones”, señaló.

Finalmente Obama subrayó que “usted nos recuerda que debemos cuidar la Creación que es el regalo que Dios nos dio y debemos cuidarlo para las generaciones venideras por lo que respaldamos su llamado ante el cambio climático”.

“Apoyen los esfuerzo para proteger a los vulnerables de nuestro mundo”

“Como hijo de inmigrante estoy feliz de ser un huésped en este país que fue forjado por esas familias, familias de inmigrantes”, dijo el papa Francisco al comenzar sus palabras.

El Pontífice manifestó que espera, con entusiasmo, los momentos de encuentro y diálogo que tendrá durante su visita en los Estados Unidos. “Espero escuchar los deseos y sueños del pueblo estadounidense”.

El Papa le expresó al mandatario norteamericano que junto con todos los ciudadanos “los católicos estadounidense estamos comprometidos en construir una sociedad incluyente para rechazar de plano la injusticia y la discriminación”.

El Santo Padre subrayó que “la libertad es uno de los valores más preciados de los Estados Unidos” y pidió que “debemos ser vigilantes de ese valor y ese derecho ante cualquier amenaza y agresión”.

Francisco agradeció al presidente las iniciativas que promueve para combatir la contaminación del aire y el cambio climático ya que “es un problema que no podemos dejar pendiente a las generaciones venideras”.

El Pontífice subrayó “vivimos un momento crítico pero aún tenemos tiempo para hacer los cambios necesarios para lograr un modo sustentable para vivir. Sabemos que las cosas pueden cambiar y sabemos por nuestra Fe que el Creador nunca nos abandona ni se arrepiente de habernos creado”.

Por último el papa Francisco le pidió al presidente de los Estados Unidos que “apoyen los esfuerzo de la comunidad internacional para proteger a los vulnerables de nuestro mundo y que se elaboren modelos de desarrollo para que nuestros hermanos y hermanas de todo el mundo puedan recibir las bendiciones que traen la paz y la prosperidad”, exhortó.

“Que Dios bendiga a los Estados Unidos”, concluyó.

A lo largo de sus seis días en los Estados Unidos, el papa Francisco se encontrará con el episcopado estadounidense, canonizará a Fray Junípero Serra, hablará -será el primer Pontífice en hacerlo- ante el Congreso, encontrará a las personas sin techo y en Nueva York pronunciará un discurso en la ONU, participará en un encuentro interreligioso en Ground Zero y encontrará a los emigrantes. La última etapa será Filadelfia donde intervendrá en un encuentro para la libertad religiosa, visitará a los presos de un penitenciario y presidirá la misa en el Encuentro Mundial de las Familias.

De la Redacción de Diario Cafayate – AICA