República Noviembre 15, 2014

Francisco no vendrá en 2016

El arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor José María Arancedo, confirmó que el papa Francisco no vendrá al país en junio de 2016, tal como se preveía, para clausurar el Congreso Eucarístico Nacional de Tucumán y celebrar el Bicentenario de la Independencia.

En conferencia de prensa al cierre de la 108ª Asamblea Plenaria del episcopado argentino, monseñor Arancedo confirmó la triste noticia, que había generado una fuerte expectativa en todo el país y particularmente entre los tucumanos, que trabajan desde hace meses en la preparación del acontecimiento.

“No podrá ser debido a problemas de fecha”, lamentó el prelado santafesino, quien reveló que el pontífice le hizo llegar una carta en la que lamentaba, por cuestiones de agenda, ausentarse del trascendental acontecimiento que prepara la arquidiócesis de Tucumán para toda la Iglesia en la Argentina.

Según detalló monseñor Arancedo, la fecha del Congreso se encima con la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud en Cracovia, Polonia, y con otros compromisos pendientes que el obispo de Roma tiene en Asia y en Europa. De todos modos, no descartó que el Papa venga a la Argentina como parte de una gira más extensa por el Cono Sur, aunque por ahora sin fecha probable.

A fines de octubre, el arzobispo de Tucumán, monseñor Alfredo Horacio Zecca, había adelantado que el Papa intentaría dar una respuesta sobre su posible venida al país durante la Asamblea Plenaria celebrada esta semana. Incluso, con motivo del Congreso, el jueves 13 fue invitado a exponer el presbítero Marcelo Barrionuevo, secretario general de la actividad.

En Tucumán, los organizadores reconocieron que la noticia cayó como “un baldazo de agua fría”, pero se alegraron de que el Papa tenga la intención de visitar la provincia en la gira que prevé realizar, aún sin fecha confirmada, por el Cono Sur.

Monseñor Zecca llegará este viernes por la noche a la provincia y conducirá mañana la Asamblea Arquidiocesana de Pastoral. Allí tendrá el primer contacto con la comunidad para rever cómo se continúa animando la participación y colaboración en esta actividad que busca ser un modo de renovación para la Iglesia en toda la Argentina.