Economía Octubre 9, 2014

Ley de hidrocarburos al límite

ley de hidrocarburos senadores

En la madrugada desde la Cámara de Senadores se logró la aprobación de la nueva Ley de Hidrocarburos. Fue por mayoría y aguarda su aprobación definitiva en Diputados. El Poder Ejecutivo impulsó la votación para otorgar nuevos plazo para las concesiones hidrocarburíferas, al ampliarlas y diferenciarlas de acuerdo con la forma de explotación.

La nueva Ley de Hidrocarburos fue girada a la Cámara de Diputados luego de obtener 38 votos a favor, 28 en contra y 2 abstenciones. El debate en el recinto transcurrió durante diez horas aproximadamente; comenzó pasadas las 14.00 y finalizó a las 00.30. Contó con más de treinta oradores, muchos de ellos con argumentos desviados del eje de discusión.

A partir de la aprobación de la ley petrolera, que aguarda su discusión en Diputados para su definitiva sanción, habilitaría treinta y cinco años para los yacimientos no convencionales y treinta para los desarrollos offshore en la plataforma marítima argentina, además cambió el artículo 19 de la norma que establecen los porcentajes de hidrocarburos respecto de los cuales se aplicarán beneficios impositivos.

El presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Senador del Partido Justicialista, Marcelo Fuentes, denunció que “la independencia, la soberanía y el abastecimiento energético e hidrocarburífero del país, está íntimamente vinculado al conflicto que hoy tenemos con los fondos buitres”.

El Titular de la Comisión de Minería, Energía y Combustibles, Guillermo Pereyra, del Movimiento Popular Neuquino, opinó que la iniciativa “refleja improvisación” y está “enfocado a modificar los roles de las provincias”. Pereyra también dijo que “las limitaciones que tienen las provincias para cobrar impuestos no se condicen con las facultades que les otorga la Constitución”.

El Senador Nacional, Juan Carlos Romero votó en contra de la norma por considerarla un atentado hacia los intereses de las provincias. Romero explicó que la iniciativa “fija un límite a los ingresos de las provincias, con un máximo de 3 por ciento en ingresos brutos, 12 por ciento en regalías, sellos solo para casos específicos, prohibición de reservar áreas y de asociarse con los inversores”.

De la Redacción de diariocafayate.com